Politica Provinciales

El peronismo, de la mano de Adolfo y Alberto, ganó en toda la provincia

Se impuso por 12 puntos, se quedó con todas las senadurías y la mayoría de las bancas de diputado e intendencias. Fue una elección histórica del frente de Unidad Justicialista. 

“Una epopeya”. Así calificó el domingo por la noche Adolfo Rodríguez Saá el resultado de las elecciones generales que mostró nuevamente vencedor al peronismo puntano en toda la Provincia de San Luis. Alrededor de la una de la madrugada del lunes, cuando según el escrutinio provisorio se habían escrutado el 98% de las mesas, Rodríguez Saá se imponía como candidato a senador nacional con el 55,3% de los votos contra el 43,1% de Cambiemos.

El justicialismo llegaba a la elección de ayer (domingo) “golpeado”, tras las PASO de agosto ya que en esa contienda había sido Cambiemos  el partido más votado (obtuvo casi un 20% más que el peronismo). Pero ayer se recuperó y sacó a relucir su chapa de “aplanadora electoral” ya que se alzó con una victoria contundente que le permitió sacar una diferencia de 12 puntos a los candidatos del macrismo encabezados por el ex gobernador Claudio Poggi, quien confesó que no esperaba semejante derrota.

El calificativo de “epopeya” le calza perfecto a una jornada electoral en donde el oficialismo fue capaz de neutralizar en apenas dos meses la friolera de 54 mil votos. Esa era la “diferencia” que se suponía que le había sacado Cambiemos que ayer quedó 34 mil votos por debajo del oficialismo. “No hay ningún tratado ni manual de política que diga que se podía lograr”, dijo anoche Adolfo.

El triunfo del oficialismo estuvo apuntalado por sus victorias en las ciudades de San Luis y Villa Mercedes ya que en esos dos distritos, que son los más poblados de la provincia, ganó por nueve puntos.

En las localidades del interior consiguió victorias aun más holgadas, con picos de adhesión que llegaron al 70% y 74% en departamentos como Ayacucho y San Martín.

La contundencia de la victoria quedó reflejada en las cifras de los cargos obtenidos: ganó las cuatro senadurías provinciales que estaban en juego, se quedó con 12 de las 22 bancas de diputado provincial y triunfó en ocho de las diez intendencias que se renovaban, entre ellas la de Juana Koslay donde triunfó Jorge “Toti” Videla y Potrero de los Funes donde consiguió la reelección Daniel Orlando.

Pero además también se llevó el triunfo en municipios donde sólo se elegían concejales y están gobernados por la oposición como La Punta y Santa Rosa del Conlara, ambas en manos de Cambiemos.

Razones

La imagen de una dirigencia “golpeada” por lo sucedido en las PASO fue la que utilizó el gobernador Alberto Rodríguez Saá cuando el domingo por la noche, apenas pasadas las 22, bajó del primer piso de la sede del Partido Justicialista junto a su hermano Adolfo. A esa hora ya se habían conocido los resultados oficiales que marcaban una tendencia irreversible y la sede peronista hervía de militantes. “Nos pegaron una trompada”, dijo Alberto en una especie de alegoría o comparación con una pelea de box. Pero señaló que la cuenta camino al “KnockOut” llegó solo “hasta nueve”. De allí en más llegó la reacción no sólo de la mano del propio Adolfo, sino también de “una legión de militantes que perfectamente organizados se abrazaron con los más humildes”. El Gobernador apareció con una remera que tenía estampada en el pecho una fecha: “22 AG”. Era una referencia directa al día de la creación de los merenderos barriales (se pusieron en marcha el 22 de agosto), una política que calificó como “bandera” del peronismo puntano porque permitió acercarse a los sectores más postergados.

Adolfo, que se mostró exultante por el triunfo, reconoció que los poco más de dos meses que separaron las PASO de las generales los recorrió con “ansiedad”  mientras realizó un trabajo maratónico, con reuniones cara a cara en la mayoría de las plazas de los pueblos de la provincia y  donde los encuentros llegaban a durar hasta siete u ocho horas, incluso bajo la lluvia. “Lo hice con un infinito amor por San Luis”, dijo. Y sentenció: “Aprendimos que hay un nuevo camino que tenemos que recorrer, actualizado. Y lo vamos a hacer con amor y sin rencores”.

Con la victoria de ayer Adolfo Rodríguez Saá, junto a Eugenia Catalfamo serán los representantes de  San Luis en el Senado de la Nación durante los próximos seis años. La otra banca la ocupará Poggi.  Las tres bancas de diputado nacional serán ocupadas por Karim Alume y “Vicky” Rosso ambos del peronismo puntano  y José Riccardo del macrismo que consiguió la reelección

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *