Interes Provinciales

Ahora prometen para marzo el inicio de la entrega de 409 departamentos del Procrear

Con papeles en mano, algo ansiosos, los preadjudicatarios del Plan Procrear esperaban su turno para reunirse con Paola Teper, a cargo del área de Soluciones al Beneficiario del Banco Hipotecario. En total, fueron tres encuentros de una hora y media, que se dieron el jueves de las 8:30 a las 13 en la sede local de la entidad financiera de Rivadavia y Junín. Allí y de a 20 vecinos por turno, la funcionaria les indicó que la fecha estimada de entrega, progresiva, de los 409 departamentos de Lafinur, entre Junín y Europa, sería en marzo, postergando un par de meses más la entrega, cuyo sorteo fue en octubre de 2015. Además les afirmó que revisarían caso por caso la reasignación de monoblocks para los que habían ampliado el grupo familiar y otras dudas que los vecinos acarreaban hace meses, según testimonios y anotaciones de los propios preadjudicatarios.

Reunidos en círculo en el hall del banco algunos vecinos impacientes relataban entre ellos que se sentían “atrapados”. A las cuotas en aumento de escuelas, los pagos en las tarjetas de créditos y el fin de los contratos de alquiler, se les sumaba la espera de entrega de los departamentos. “La mayoría que está pagando preventa tiene que pagar alquiler. Se termina el contrato y tenés que buscar otro lugar, pero no te lo hacen por dos o seis meses. Eso me genera problemas económicos”, dijo uno de los consultados por El Diario. Las reuniones llevaron más o menos lo estipulado. Todos coincidieron en que existió trato cordial aunque con precauciones: no se permitió acceso a la prensa ni que los propios interesados grabaran el diálogo con Teper. Todo iba a tener que ser con lapicera y papel. “Fue una reunión tranquila. Despejamos las dudas, pero aún seguimos esperando”, afirmó Valeria Torres, una preadjudicataria, cuando salió del banco, bajo una nublada mañana.

Por lo que pudo explicar Lorena Leguiza, otra preadjudicada, el plazo estimado de marzo se dio porque se calcula que ésa será la fecha en que se finalice la obra de gas tan aplazada. Un día después de las elecciones, el 23 de octubre autorizaron la obra de “nexo global”, que permitiría que a todos los departamentos llegue al servicio con buena presión. Las obras internas ya están finalizadas, se trata de una obra externa, que llevaría 90 días. A ello debe sumársele el chequeo técnico de los medidores de cada una de las unidades, a cargo de los técnicos de Ecogas, y es la entidad quien se encargará de hacerlo antes o después de que termine la última obra. Teper aclaró que no entregarán todos los departamentos, sino que será progresivamente, en tandas, a partir de marzo. “No era lo que esperábamos, estábamos ansiosos de que los entreguen pronto y que existía la posibilidad de entregarlos en diciembre”, agregó la madre, que aún así, admitió estar conforme tras el encuentro.

Otra de las dudas contestadas por Teper fue por el precio de los departamentos. Sobre esto dijo que no se puede dar un precio estimado aún pero que quedarán bajo la órbita del Procrear previo, que tenía cinco categorías de créditos de acuerdo a ingresos familiares, y no el actual que tiene dos y del que se encargan bancos con participación estatal, como el Hipotecario. De acuerdo a las notas que tomó Gabriela, otra vecina, a los ingresos aportados, se otorgan distintos créditos que son por cuota escalonada a tasa fija en dos tramos. El segmento 1 es hasta 17.720; el 2 de 17.721 a 31.010; el 3 de 31.011 a 44.300; el 4 de 44.301 a 53.160 y el 5 de 53.161 a 62.020.

La cuota dependerá del segmento y del tipo de departamento que elijan o le reasignen, de 1, 2 o 3 dormitorios. Para el segmento 1, por un periodo de 30 años, la cuota no puede superar el 40% del ingreso familiar. Del 2 al 50, con una financiación de 20 años, no puede superar el 45%. En ambos casos pueden ser también cuotas menores a ese tope. Por último cada categoría tiene variaciones de tasas particulares.

Por otro lado el precio de preventa estará sujeto al Índice de Variación salarial publicado en el Indec, que en julio fue del 70%. Teper dio como ejemplo que si al momento de una inscripción un departamento tenía un costo de $1.090.000, ahora el precio no podría superar el $1.700.000

También se contestó cómo se definirán las asignaciones de unidades. Gabriela, preadjudicataria que prefirió no dar su apellido, afirmó que la intención de Teper es organizar un sorteo antes de fin de año y que lo propondrá al Comité Ejecutivo del Procrear. Y que avisará sobre esto por mail a los preadjudicatarios, si es que se llega a concretar para diciembre.

Posteriormente, cuando el preadjudicatario sepa cuál será su vivienda y antes de la firma del crédito, los vecinos tendrán que visitar la casa junto a un arquitecto del banco para revisar si requiere de alguna reparación. Si la persona está conforme, se firma el boleto de compra. Previa a esta firma también se lleva adelante otro proceso: la revaluación financiera, en la que se determina el precio final, lo que se pagó de preventa (y se descuenta) y lo que resta pagar de la vivienda. La llave de la postergada casa se entregaría unos días después de la rúbrica, dependiendo de si se hará un acto de entrega o no.

Otro de los grandes miedos que plantearon los vecinos era la posibilidad de que los departamentos fueran asignados a otras personas, fuera del plan. Teper lo negó rotundamente, indicó Leguiza, y les dijo que 332 departamentos se encuentran en preventa efectiva y hay 225 suplentes en espera. Los comercios que estarán allí aún no se licitan y se negó la solicitud de cerrar el predio de algunos vecinos, ya que se trata de un emprendimiento urbano. La limpieza de los espacios verdes quedaría a cargo de la Municipalidad.

Además sobre la reasignación de unidades de preventa, Teper dijo que se revisarán las situaciones particulares de cada familia y tendrá que ver con dos factores: ampliación del grupo familiar y salud. Es decir si se tienen más hijos o si por poner un ejemplo por problemas de movilidad, la familia necesita de un departamento en planta baja. “Dice que es difícil, pero que se va evaluar cada caso particular”, afirmó Leguiza.

“Nos dieron comunicación, aunque cueste reconocerlo, no teníamos información continua. Hay que seguir esperando y hacer lo posible para que no se sigan dilatando los tiempos. Para que el sorteo se haga y las empresas hagan su trabajo en tiempo y forma, porque nos ha pasado muchas veces”, concluyó la vecina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *