Policiales Provinciales

Conmoción en Villa Mercedes: habría 18 casos de abuso sexual en el San Buenaventura

Una de las víctimas declaró en Cámara Gesell pero el relato se suspendió por una crisis de angustia. «Son casos aberrantes», dijo la abogada querellante.

El mecanismo, por lo que se sabe hasta ahora, era siempre el mismo. El docente de Música elegía un nene o una nena del primer grado del Instituto San Buenaventura, lo llevaba a otra aula y lo obligaba a bajarse la ropa para manosearlos. En algunos casos fue más allá y hay sospechas que forzó a algunos nenes a practicarle sexo oral. La confirmación de estos hechos se dará en las próximas horas cuando los padres de las presuntas víctimas radiquen las denuncias en el Juzgado de Instrucción 1 de Villa Mercedes, el organismo judicial que ahora recoge la ola expansiva de la indignación y también de la bronca por las demoras en la tramitación de la primera denuncia.

 

El juez penal Alfredo Cuello tiene, hasta ahora, un solo hecho denunciado y sobre el que está trabajando. Se trata de una nena de seis años que dio una declaración muy breve en la Cámara Gesell ayer a la mañana pero se interrumpió por una crisis de angustia de la nena. Su mamá intentó consolarla y la audiencia se pospuso. Estuvo a cargo de una psicóloga del Poder Judicial y participó el fiscal de turno y la defensora de Menores.

 

Esa nena fue la que encendió la alarma sobre lo que sucedió durante todo este año los miércoles a la mañana en la hora de Música en el tradicional colegio confesional villamercedino, que pertenece a la orden franciscana.

 

“Los papás notaron comportamientos sexuales, como ponerle nombre a los genitales o intentos de bajarles la ropa”, explicó la abogada Micaela Eguinoa, querellante en la causa. “Hasta ahora las únicas medidas que hay en la causa son las que solicitamos nosotros. El juez no ordenó ninguna”, agregó en un contacto telefónico con SanLuis24.

 

Entre las medidas pedidas por la querella figura el pedido de detención del docente, un hombre de 28 años, profesor de guitarra y cuya identidad no ha sido difundida por las fuentes judiciales.

 

Lo que sí trascendió fue que ayer la casa del presunto abusador fue allanada. La Policía buscó dispositivos electrónicos de almacenamientos, como computadoras, teléfonos y pen drives. La medida judicial también generó críticas hacia el juez por la demora en ordenarla: pasaron casi dos semanas desde que los papás de la nena radicaron la denuncia en la Fiscalía 1, que puso en conocimiento de forma inmediata al juez Cuello.

 

Si el allanamiento dio resultados positivos todavía no se sabe. Lo mismo que la inspección ocular que se realizó en el establecimiento educativo ubicado en el barrio Estación.

 

Todas las víctimas del profesor serían del mismo grado, del turno tarde, varones y nenas y se cree que los abusos ocurrieron a lo largo de todo el ciclo lectivo. La investigación judicial deberá estirarse hasta el año 2015, cuando el docente comenzó a dictar clases en el San Buenaventura, según pudo saberse de fuentes judiciales.

 

Eguinoa manifestó su malestar porque el presunto abusador todavía no ha sido detenido. “Son casos aberrantes. Esta persona no sólo abusó el cuerpo sino el alma de estos niños. No sabemos si hay cómplices, si hubo facilitadores”, señaló.

 

Los padres fueron divididos en turnos para declarar ante el juez Cuello: cinco ayer a la tarde y diez entre la mañana y la tarde de hoy. Otro grupo podría hacerlo mañana.

Fuente: sanluis24.com.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *