Espectaculos Interes Nacionales Provinciales Turismo

Algunos lugares turísticos para visitar en vacaciones. San Luis brilla

Disfrutá de la diversidad de colores, formas y texturas que la naturaleza le regaló a sus paisajes. Vivirá la energía de las sierras, la frescura de los ríos y la amabilidad de los puntanos.

Por modernas autopistas llegará a los circuitos turísticos, donde podrá protagonizar toda la aventura o simplemente disfrutar del más placentero descanso. Encontrará actividades para todos los gustos y edades, mega eventos culturales y deportivos a lo largo del año, amplia hotelería y conectividad wi fi gratuita. 
Con facilidades y posibilidades por descubrir, desde el reconocimiento a las culturas originarias hasta la agenda digital, San Luis es sin lugar a dudas, el destino para sorprenderse.
Aquí te presentamos los diferentes lugares que podes visitar:
Sierras Puntanas
La exuberancia de las Sierras de San Luis revela una intensa diversidad natural y cultural. Aire puro, ríos, arroyos y vegetación se entremezclan con las huellas de la historia, en un marco perfecto para el descanso, la diversión y el conocimiento.
Ciudad de San Luis
Fue fundada por el español Luis Jofré el 25 de agosto de 1594, como hito y parada en el camino real entre Santiago de Chile y el Virreinato del Río de la Plata.
Un breve recorrido lo acerca al patrimonio histórico-arquitectónico construido alrededor de la Plaza Pringles, corazón de la ciudad, y sobre la Plaza Independencia, núcleo de la antigua ciudad.
La peatonal de la calle Rivadavia invita a un paseo de compras, el concurrido boulevar Illía con sus pubs y restaurantes motivan la salida con amigos. La cultura y el arte convocan al público en el Centro Cultural Puente Blanco, lugar de realización del Festival Internacional San Luis Cine, y la diversión en las salas de juego temáticas y los casinos.
Terrazas del Portezuelo
Es la nueva Casa de Gobierno de San Luis y primer edificio público ecológico del país, con diseño y arquitectura de vanguardia. Cuenta con un sistema de iluminación inteligente, aberturas de doble vidriado hermético, equipos de aire acondicionado de última generación, reciclaje de residuos, planta de tratamiento de agua y forestación con especies nativas.
Hito del Bicentenario
Es una imponente torre de hormigón y acero de 130 metros de altura, con un amplio mirador, ubicada junto a Terrazas del Portezuelo. Tiene 200 estaciones o descansos en sus escaleras, donde se colocaron imágenes de los últimos 200 años de historia provincial y nacional.
Potrero de los Funes
La pintoresca villa turística es un valle que abraza un apacible lago, quebradas, arroyos y cascadas, donde es posible transitar paisajes de ensueño y practicar trekking, cicloturismo, cabalgatas,  escaladas o navegar en canoas.
Alrededor del espejo de agua se agrupan alojamientos turísticos y el Hotel Potrero de los Funes, con excelentes vistas y servicios para los más exigentes. En su costado, el auditorio Caja de los Trebejos, construido para el  Mundial de Ajedrez San Luis 2005, ofrece espectáculos de jerarquía.
Todo el esplendor de los bellos escenarios serranos de la provincia se muestra en los miradores del alto camino Travesía de las Cumbres, que con una extensión de 12 km. serpentea cruzando las Sierras de San Luis.
El autódromo semipermanente de primer nivel recibe a las legendarias marcas del automovilismo mundial en el FIA GT y toda la alegría del auténtico Carnaval de Río de Janeiro.
Monumento al Pueblo Puntano de la Independencia
En Las Chacras, San Martín convocó soldados para las campañas libertadoras de Chile y Perú entre 1819 y 1820 y es donde se eleva el homenaje al pueblo de San Luis que luchó por la independencia.
A la espléndida escultura en bronce se articula una obra arquitectónica realizada con  rocas autóctonas. Inaugurada el 17 de agosto de 1991, consta de dos niveles y varios sectores, destacándose el Templete de las Reliquias, que guardan los restos de tres granaderos puntanos caídos en el Combate de San Lorenzo.
Cruz de Piedra
Pequeña localidad de fresco verdor y aroma de eucaliptos que cuenta con un campo de golf y el dique Cruz de Piedra, que recibe las aguas de los ríos Cuchi Corral y El Volcán, alternativa para la pesca y las actividades náuticas.
El Volcán
Espacio ideal para el esparcimiento y el descanso a orillas de su río de aguas mansas bordeado de sauces. El Salto Colorado y La Hoya son piletas naturales para practicar confortablemente la natación.
El Trapiche
Su nombre se origina en el trapiche construido en 1792 para pulverizar el oro que se extraía en La Carolina. Las cristalinas aguas del río atraviesan la villa y corre encajonado por laderas pobladas de sauces, pinares, mimbres y alamedas. En sus costas, además de alojarse, se pueden realizar cabalgatas y alquilar bicicletas. Si la idea es zambullirse, Siete Cajones propone buen caudal y si la pesca es el hobby, el Dique Antonio Esteban Agüero es la cita obligada.
Estancia Grande
El lugar está surcado por cauces de agua que descienden de lo más alto de las sierras,  entre los que se destacan los ríos El Virorco y Las Águilas y el arroyo Estancia Grande. El ejido urbano se compone de calles empedradas, plazas con jardines, cascadas artificiales y obras de arte que armonizan con sus sierras y que embellecen el paisaje.
Cuenta con un original “camino de las pulperías” que cruza las sierras por ruta 18 hasta llegar a El Virorco. Posee el camping los Nogales y el Club Social y Deportivo Estancia Grande, equipado con las más modernas instalaciones, estadio de fútbol, canchas de tenis, padel y voley,  vestuarios y quinchos.
La gran atracción de esta floreciente localidad es Estancia Grande Polo Club, que fue sede del Mundial de Polo, catalogado como uno de los mejores clubes de este deporte en el país.
La Florida
Es un magnífico espejo de agua contenido entre ondulantes cerros que reúne grandes predios arbolados con todos los servicios requeridos para acampar y realizar deportes náuticos.
La Carolina
Pintoresco pueblito, el más alto de la provincia, que alberga al final de su calle principal la mina de oro establecida en 1792. Los españoles fueron los primeros en abrirse paso a través de túneles y  los ingleses continuaron esa empresa. Los guías del lugar, ofrecen la búsqueda del oro en el río con técnicas artesanales  y visitas por la cantera para conocer la época dorada de su extracción.
El cerro Tomolasta permite admirar la naturaleza desde un mirador, la cosmovisión aborigen y su herencia se materializan en la plaza temática “Círculo de las Posibilidades Infinitas” y un artístico paseo revestido en piedra y granito anteceden al Museo de la Poesía.
Juan Crisóstomo Lafinur y el Museo de la Poesía
Filósofo, poeta y patriota de nuestro país, nació en La Carolina en 1797. Su casa natal fue integrada al primer Museo de la Poesía Manuscrita del país, en el que se reflejan su obra y espíritu  revolucionario. Contiene una biblioteca con textos originales y  publicaciones de artistas de San Luis y el país. La localidad recibió en Agosto de 2007 sus restos, repatriados desde Chile, donde murió a los 27 años. Integra el complejo, un centro de interpretación audiovisual para conocer la vida del héroe con todos los recursos tecnológicos.
Gruta de Inti Huasi
Su denominación proviene del quechua que significa “casa del sol” y está ubicada en la base del cerro del mismo nombre.   Hace  8.000 años fue refugio de grupos indígenas nómades de la cultura ayampitín, descendiente de la primera corriente pobladora de América. El visitante accede a un centro de interpretación y atención al turista, información sobre aborígenes y exhibición de antiquísimos restos óseos.
Paso del Rey
Conserva las ruinas de una capilla, considerada como una valiosa obra de arquitectura del siglo XVIII. Cuenta la tradición que por este paraje pasó Sobremonte en 1875 camino a Cuyo, hecho que originó el nombre del lugar.
La Angostura
Un murallón rocoso de 25 metros de largo, donde se hallan más de 1.500 figuras geométricas, zoomorfas y abstractas en varios colores predominando el negro, amarillo, rojo y blanco. En sus alrededores se encuentran  varios morteros tallados en piedra.
Comechingones y Valle del Conlara
Las Sierras de los Comechingones, conecta en su falda occidental la Villa de Merlo y serenos rincones que proponen disfrutar el relax único del microclima, naturaleza plena, sol, agua y un sinfín de opciones para una estadía inolvidable.
Villa de Merlo
Fundada en 1797, el trazado de las primeras manzanas se hizo alrededor de la Capilla Nuestra Señora del Rosario, que tendría sus orígenes entre 1730 y 1740. La villa es reconocida internacionalmente por su microclima  y la gran cantidad de propuestas de esparcimiento.
La destacada hotelería, los casinos y la gastronomía, en especial el sabroso chivito asado, sumados a su majestuoso entorno conquistan los sentidos.
El microclima se apoya en las grandes cantidades de iones negativos que contiene el aire de la zona y en las altas concentraciones de minerales. Estas propiedades lo convierten en un factor inmejorable para la salud del cuerpo y el alma.
El paisaje serrano con numerosos circuitos inspira las tradicionales cabalgatas, caminatas y campamentismo. El Mirador de los Cóndores, en las cumbres, se impone para los vuelos en parapente. La adrenalina fluye también en otras  actividades de montaña como escalada, rappel, senderismo, mountain bike, tirolesa y 4 x 4.
En febrero el folklore canta y baila en la Fiesta Nacional Valle del Sol y el paladar se tienta con las exquisiteces de la Fiesta Nacional de la Dulzura.
Carpintería
Es la capital del vuelo libre, con las mejores plataformas para el lanzamiento de parapentes. Cuenta con alojamiento, gastronomía, actividades recreativas y excursiones. Pasos obligados son la cueva del indio, el arroyo, la iglesia, la biblioteca y el Monasterio de Belén, morada de monjas de clausura.
Los Molles
Este pequeño pueblo le ofrece una combinación irresistible: sierras, sol y arroyos de aguas cristalinas. Ofrece la comodidad y los servicios del complejo turístico El Talar. Además de las excursiones, se puede hacer avistaje de cóndores.
Cortaderas
Balnearios naturales, bosques de molles, vegetación y cascadas se suman en sus alrededores. La Quebrada de Villa Elena esta surcada por un encantador arroyo y posee casas, hoteles y hosterías con bellos jardines. El nuevo dique Piscu Yako que ofrece su entorno paradisíaco de verdor y serranías se ha convertido en corto tiempo en la mayor atracción de la zona.
Villa Larca
Se destaca por el Chorro de San Ignacio, un salto de agua de 20 metros de altura,  y la Laguna Milagrosa. Allí posee un equipado  complejo municipal con instalaciones para acampar y lugares de picnic. Hay hostería  y establecimientos de turismo rural.
Papagayos
Sorprende  su paisaje cubierto de palmeras Caranday, que proveen sus fibras para la realización de vistosas artesanías. El pueblo invita además, a un confortable balneario y camping municipal.
Villa del Carmen
El gran atractivo de esta localidad es La Estanzuela, antigua posta y hostería que fue construida por los jesuitas. Su calidez y su ambiente rústico convocan a los turistas extranjeros.
La Punilla
Diminutivo de Puna, es una localidad y un arroyo que sirve de límite con Córdoba. En el siglo XIX  fue la Posta del Portezuelo, por donde pasó San Martín en los viajes que hizo desde Buenos Aires a Mendoza.
Valle del Conlara
La Toma extrae el valorado onix verde veteado, piedra única que puede adquirirse en sus talleres y también lo evoca en su festival nacional cada enero. Renca venera en su antigua iglesia, un Cristo aparecido milagrosamente en un espino. Tilisarao y Naschel son los puntos de partida hacia la pesca en el Dique San Felipe. La Mina de los Cóndores y las pinturas rupestres de Concarán prometen sorprendentes experiencias. Santa Rosa ostenta un balneario con todos los servicios sobre el Río Conlara y Bajo de Véliz da cuenta del hallazgo del fósil de la araña más grande del mundo.
Termas y Salinas
Combatir el estrés o mejorar la salud con los beneficios de las aguas termales y sorprenderse ante la inmensidad blanca de salinas son las singularidades de este circuito de ambiente agreste.
Balde
El pueblo es visitado y requerido por sus aguas termales, estériles, no contaminadas que emergen desde una profundidad de 600 mts. con la particularidad que se pueden beber.
Surgen a  43 ° C durante todo el año y son recomendadas para el tratamiento de diferentes afecciones dermatológicas y nutricionales, reumatismo, diabetes y trastornos hepáticos.
San Jerónimo
Las termas que le dan notoriedad a esta pequeña localidad tienen una temperatura de 39 ° C y surgen a 451 mts. de profundidad. Poseen efectivas acciones terapéuticas, tónicas, reconstituyentes y vitalizantes que aumentan positivamente el bienestar personal.
Salinas del Bebedero
Enorme desierto blanco con una superficie de 5 km. de ancho por 15 km. de largo totalmente cubierto de sal, que junto a la Laguna del Bebedero integran un escenario sin igual. En el modesto poblado viven alrededor de 50 familias y la planta industrializadora de sal que da trabajo a más de 120 personas.
Sierra de las Quijadas
Excepcional espacio natural compuesto por formaciones rojizas moldeadas por el viento y el agua a lo largo de los milenios. Las quijadas de vacunos encontradas por antiguos pobladores le dieron el nombre a la zona, que fue refugio de gauchos escapados de la justicia. Atesora huellas fósiles de dinosaurios y conserva yacimientos arqueológicos de culturas ancestrales. Miradores superiores, huella de dinosaurio y farallones son tres excursiones cargadas de aventura.
Norte
Zona de excepcionales matices que fusiona los encantos de las sierras de San Luis, testimonios del pasado en pinturas rupestres, antiguas capillas y casas históricas con la vanguardia de la Ciudad de La Punta.
Ciudad de la Punta
Fundada en el 2003, es la primera ciudad del siglo XXI. Para descifrar los enigmas del universo el Parque Astronómico reúne un planetario con simulación del cielo nocturno; el Solar de las Miradas, primera colección de instrumentos pretelescópicos y un observatorio con telescopio de última generación. Son imperdibles la réplica del cabildo de 1810, el Set de Cine y el Estadio Juan Gilberto Funes.
Réplica del Cabildo histórico de 1810
El monumento, que está destinado a actividades turísticas, culturales y artísticas, tiene las dimensiones y características del antiguo cabildo de Buenos Aires de 1810. En su interior se encuentran las figuras en tamaño natural de los patriotas de la Primera Junta, personajes de la época e ilustraciones originales donadas por García Ferré.  Consta de 2.008 metros cuadrados, distribuidos en: planta baja y alta con recovas, torre con reloj y campana, un eje central y alas perpendiculares, espacios de multifunción y en frente una réplica de la Plaza de Mayo, con su pirámide.
Suyuque
Enclavado en plena sierra se encuentra el Monasterio de Nuestra Señora de la Fidelidad. Desde su mirador se puede admirar el paisaje y degustar exquisitos dulces artesanales y artesanías elaboradas por las religiosas.
Villa de La Quebrada
El crucifijo del milagroso Cristo de La Quebrada que se adora en la capilla perteneció a Don Tomas Alcaraz, quien lo encontró en el hueco de un algarrobo. La capilla se encuentra en el lugar exacto del hallazgo y a su lado un Via Crucis de 14 esculturas de tamaño natural realizadas en mármol de Carrara por el artista italiano Nicolás Arrighini.
Nogolí
Este oasis, ubicado sobre la falda occidental de las sierras, es dueño de un nombre indígena que significa “aguas claras”. El visitante dispone de la excelente opción del Dique Nogolí para disfrutar de actividades náuticas o elegir  establecimientos con oferta de actividades de aventura.
Villa General Roca
El embalse construido sobre el Río Amieva es apto para la pesca y  tiene como atractivo  visual unos “geisers” que sirven para oxigenar el agua. En su acceso se levanta el Monumento de Reivindicación Histórica al General Manuel Belgrano con el mástil más alto del país.
San Francisco del Monte de Oro
Conserva con orgullo la Escuela Rancho donde Domingo Faustino Sarmiento inicio su labor como educador a los 15 años. Su tentadora propuesta incluye el Salto Escondido, imponente cascada de 50 mts. de altura; la Quebrada de López; un bosque de Palmeras Caranday, el Río San Francisco con su flamante dique y pinturas rupestres en Rodeo de Cadenas.
Luján
El Dique Luján construido en 1958, está rodeado por una gran muralla serrana que contiene sus tranquilas aguas. Las dos parroquias, Nuestra Señora de Luján y San Juan Bautista se remontan al siglo XIX. La reserva forestal Quebrada de Las Higueritas es una maravilla vegetal con exuberantes enredaderas, helechos, molles, higuerillas y cocos entre otras especies.
Quines
Cuenta con balnearios en un paisaje serrano en estado puro. El balneario El Muro es un dique nivelador, con extensas playas, agua cristalina y una rica forestación y El Zapallar conocido por sus aguas templadas.
Las Chacras
El pueblo, que tiene una historia de lucha contra los ranqueles, está atravesado por el Río Las Chacras donde hay un balneario con asadores y mesas a la sombra. Otro sitio de visita obligada es el Salto de El Chispiadero, a 19 km de la localidad, increíble cascada de 60 mts. de altura, encajonada entre paredones serranos.
San Martín
Tuvo sus orígenes a fines del Siglo XVIII entre historias de malones y traslados. La capilla que venera a Santa Bárbara fue elevada a la categoría de parroquia en 1869. Propone un balneario municipal sobre el Río San Martín, caminatas y cabalgatas en el Cerro Blanco, a solo 2 km., o sino pescar pejerreyes en las aguas del Embalse La Huertita.
Llanos y lagunas
Villa Mercedes, ciudad popularizada por la cueca Calle Angosta “la de una vereda sola”, es la puerta hacia las extensas planicies del sur provincial, donde se extienden llanos, médanos y lagunas que son alternativas del turismo no convencional.
Villa Mercedes
Emplazada en la margen norte del Río Quinto, fue fundada en 1856 como fortín. Su moderno entorno urbano convive con los espléndidos edificios de finales del siglo XIX. Es la cuna de la Calle Angosta, que nació como paso de carretas costeando el ferrocarril. Homenajeada por la cueca de Alfonso y Zavala, dio origen a la fiesta que todos los años en diciembre la transforma en el centro del folklore cuyano y nacional.  En el Centro de Convenciones Molino Fénix se encuentra la sede de San Luis Música con las más modernas salas de grabación, producción y edición de sonido del país, además gastronomía, cines y servicios varios.
Son imperdibles el Museo y Archivo Histórico Santiago Betbeder y el Complejo Argentino Nativista Héctor Aubert, que posee una muestra de carruajes antiguos que datan de principios del siglo XIX, la reproducción de una pulpería y una pequeña capilla.
San José del Morro
Ubicado al pie del cerro El Morro fue fortín de defensa contra los ranqueles y posta real. Su original museo de arte religioso exhibe piezas eclesiásticas usadas entre 1650 y 1700, una colección de cálices y una prenda del Cura Brochero. La iglesia de típico estilo colonial data de la segunda mitad del siglo XVIII y es Monumento Histórico Nacional. Cita obligada es la recreación de una antigua posta, la manzana histórica y la forestación con árboles frutales a la vera de su arroyo.
Lagunas
Provistas con servicios para alojar pescadores, medanos y pastizales constituyen la zona ideal para experimentar el turismo no convencional. Saborear un pejerrey recién sacado del agua, realizar safaris fotográficos, vivenciar tareas en las estancias o visitar los cotos de caza son algunas de las propuestas.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *