Sin categoría

El gobierno de Macri planea impulsar una ley nacional de Vivienda

Prevé una inversión de 50 mil millones de pesos, según anticipó el subsecretario de Desarrollo Urbano Iván Kerr.

El Gobierno nacional de Mauricio Macri se propone impulsar en el Congreso una ley nacional de Vivienda. La norma serviría para potenciar al sector, habida cuenta de que en la actualidad todos los planes y programas desarrollados por la Nación fueron puestos en marcha a través de decretos o resoluciones.

Así lo adelantó el subsecretario de Desarrollo Urbano y Vivienda, Iván Kerr, quien precisó que con una ley nacional se buscará “institucionalizar todas las políticas” a través de las cuales el Gobierno prevé invertir este año unos 50 mil millones de pesos a través de programas de viviendas a lo largo y ancho de todo el país.

Kerr dio precisiones sobre ese marco legal que se le pretende dar al área vivienda, en la que recordó que todos los planes y programas del Estado fueron puestos en marcha a través de “decretos o resoluciones, del gobierno u organismos”, por lo que a través de una ley se verían “jerarquizados”.

En efecto, el plan Procrear, impulsado por el Gobierno anterior, nació a través de un decreto, mientras que el crédito del Banco Nación de Unidades de Valor Adquisitivo (UVA) a partir de una resolución del Banco Central.

En rigor, la única ley nacional en la materia data de 1972 y es la que creó el Fonavi. La misma fue reformada en 1974 y recién a través del Pacto Fiscal firmado a fines del año pasado los gobernadores se comprometieron a destinar todo ese fondo exclusivamente a viviendas.

Kerr señaló que “queremos institucionalizar las políticas habitacionales para los próximos 20 años”. En ese marco señaló que se buscará “incluir todo, desde el Procrear al Plan Nacional de Vivienda, hasta los programas de sustentabilidad, tenencia de la tierra, sistemas constructivos, ahorro energético y todo lo que hace a créditos hipotecarios”.

La ley en cuestión debería comprender también la regularización dominial de cerca de 700.000 viviendas sociales construidas sin título de propiedad y las futuras.

Kerr señaló que también debería contemplar la planificación a 20 o 30 años de políticas de impulso de acceso a la tierra y vivienda, construcción o compra, y financiamiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *