Politica Provinciales

Se reactivan salidas del tren de carga de la Zona de Actividades Logísticas en San Luis, Argentina

Después de dos años y medio, 18 vagones llenos de alfalfa partieron hacia el puerto de Bahía Blanca

Pasaron casi dos años y medio para que un tren de cargas volviera a salir por las vías de la Zona de Actividades Logísticas (ZAL) de la Provincia de San Luis, Argentina. Según El Diario de La República factores como el deterioro de los rieles, políticas nacionales desfavorables para el ferrocarril y hasta una tragedia que cobró la vida de un obrero, confluyeron para que los cargamentos ferroviarios no emprendieran su camino por la plataforma multimodal ubicada en Villa Mercedes.

Ser Beef fue la primera empresa en probar suerte con un flete sobre rieles. Entre sus múltiples negocios, siempre vinculados al agro, la compañía “está produciendo alfalfa para una empresa de la zona de Bahía Blanca, que es uno de los principales ‘traders’ en forrajes del mundo y que tiene explotaciones en La Pampa y Río Negro pero que también compra a terceros”, contó Diego Pájaro, jefe de Programa de Planificación, Administración y Operaciones de la ZAL.

Este primer envío es una “prueba piloto” que permitirá estudiar alternativas, sacar conclusiones y despertar la atención de las empresas. “Sin ir más lejos, durante todo el viaje desde Bahía hasta Villa Mercedes los vagones vinieron vacíos. Es un flete perdido. Pero la idea es conformar una línea donde algunos productos vengan y otros vayan hacia el sur. Entonces se optimiza y se aprovecha el viaje de ida y el de vuelta”, explicó.

Por lo tanto, el siguiente desafío es buscar bienes de la zona del puerto que se puedan traer hacia la provincia y que puedan combinarse con cargamentos que regresen hacia la costa con alfalfa. “Hay flujos de materiales que directamente se pueden traer, como cemento y plásticos. Por ejemplo, una de las más grandes proveedoras de plásticos de Argentina está cerca de Puerto Madryn. Son tentativas, todavía no hay nada concreto ni cerrado, pero le vemos potencial”, sostuvo Pájaro.

El puerto

El puerto está formado por un conjunto de instalaciones diseminadas a lo largo de 25 kilómetros sobre la costa de Bahía Blanca. A través de sus 14 muelles transitan 27 millones de toneladas de productos, 45% de graneles líquidos y 49% de sólidos. Está más alejado de San Luis que el de Rosario (está a 850 kilómetros, mientras que el de Santa Fe queda a 550 kilómetros), pero tiene un perfil agroexportador que puede ser tentador para la gran cantidad de grandes firmas nacionales que están instaladas en el campo y que tienen capacidad suficiente para producir interesantes volúmenes de producción.

“Lo ideal sería que en algún momento podamos tener trenes a Bahía Blanca, a Rosario y a Buenos Aires y ofrecer todo ese abanico, pero acá no hay milagros. Son procesos lentos que llevan su tiempo y mucho trabajo”, aclaró a El Diario de La República.

Las empresas ferroviarias han pasado de una política comercial más conservadora a salir a buscar nuevos clientes y más cargas y, por lo tanto, ofrecen precios más razonables que los que cobraban hace un tiempo. De esa manera, para productos que se transportan a granel y en grandes volúmenes, el ferrocarril tiene claras ventajas sobre el camión. “Quedará el desafío de pensar estrategias para que las empresas medianas, que no tienen capacidad suficiente de producción, puedan combinarse y aprovechar las posibilidades que ofrecen los vagones. A las firmas que comercializan mayores volúmenes esto tendría que abrirles los ojos”, dijo.

El recinto consiste en una superficie cubierta de 2.000 metros cuadrados, con una playa de maniobras para camiones, un andén descubierto de cerca de 3.000 metros cuadrados, un edificio de oficinas y dependencias y una sala para carga de baterías, entre otros detalles.

El tinglado tiene el espacio y los accesos suficientes para que los camiones puedan dejar la carga, los pallets ingresen a trabajar sin obstáculos, subir los bultos o la carga a granel y llevar todo a los vagones de manera directa. Además, sirve como punto de almacenamiento para la mercadería que eventualmente tenga que quedar en el lugar antes de ser transportada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *