Policiales Provinciales

Dictaron prisión domiciliaria al anciano que abusó de una nena de 11 años

El hombre de 74 años fue procesado por abusar de su pequeña vecina. Según el relato de la víctima la había besado y manoseado en reiteradas oportunidades.

Este lunes la Justicia procesó a Gilberto Crisoto Capuera, un anciano de 74 años acusado de abusar de su vecinita de 11 años, el año pasado, en el barrio Ate II de Villa Mercedes.

La mamá de la menor lo denunció a el 15 de diciembre, donde señaló que en las últimas semanas su hija tenía comportamientos raros, primero apareció con caramelos y luego con dinero, que decía que había encontrado en la calle. Pero finalmente la nena confesó que su vecino le daba esas recompensas a cambio de “caricias”.

La causa, a cargo del juez Leandro Estrada, tomó mayor contundencia cuando la menor contó, en Cámara Gesell,  que el hombre “la beso y la tocó en sus partes prohibidas, más de una vez”.

El relato de la menor reveló que todo empezó a través de su mascota, a la que le hombre llamaba para atraerla. Ella por miedo a que le hiciera algo se arrimaba a recuperar al can. Primero le dio dinero, luego en otras oportunidades la manoseo, y amenazó con que si contaba algo la iba a atrapar y matar.

El acusado fue imputado por “abuso sexual gravemente ultrajante”. La Justicia le dictó prisión domiciliaria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *