Interes Provinciales Sociedad

El dique La Estrechura inauguró la forestación con plantas nativas

Pañuelos Solidarios plantó sauces, acer, álamos, acacias, fresnos y paulownias, la única exótica.

Desde temprano comenzaron a llegar a las inmediaciones del dique La Estrechura los trabajadores del plan Pañuelos Solidarios. En motos, algunos autos castigados por el tiempo y el uso e incluso algunos lo hicieron caminando, ya que en su gran mayoría son vecinos de El Volcán, una de las localidades que está cerca del embalse, que en realidad está ubicado en Estancia Grande, justo en el límite entre ambas poblaciones, separadas por un simpático arco con techo de paja que le brinda un aspecto del siglo XIX a todo el contorno serrano.

Había expectativa por el trabajo que les habían encargado: nada menos que encarar la forestación del perilago, que hoy luce lleno de cortaderas, pastos altos y vegetación achaparrada y con pinches, típica del semiárido de San Luis. No significa que los diques vayan a alejarse de la vegetación puntana, ya que la idea es colocar en los alrededores de este embalse y los de toda la provincia especies autóctonas para embellecerlos.

Los diques cumplen una función fundamental en San Luis, donde siempre el clima fue de extrema sequedad. Sirven de reservorio para capturar el agua de lluvia que cae en abundancia en verano (aunque este año fueron bastante escasas debido al fenómeno de La Niña) y, de paso, aportaron su influencia para cambiar bastante el clima, que ahora es más húmedo, lo que hizo que en varias zonas comenzaran a caer más precipitaciones que hace unas décadas atrás.

Por supuesto que detrás de todo esto está la búsqueda de convertir a estos reservorios de agua en atractivos turísticos de importancia. Desde siempre el gobernador Alberto Rodríguez Saá bregó para que los diques de San Luis formen parte de las recorridas que realizan puntanos y visitantes. Pero para eso hay que hacerlos accesibles, dotarlos de comodidades y servicios y mejorarles el aspecto general. Este plan de forestación apunta justamente a eso.

Mientras los trabajadores (entre ellos muchas mujeres) de Pañuelos Solidarios preparaban las herramientas para encarar la tarea, comenzaron a llegar las otras patas que componen este trabajo en equipo. Porque si el Ministerio de Desarrollo Social encomendó la tarea de campo a los beneficiarios que están bajo su órbita, la cartera de Medio Ambiente, Campo y Producción puso a disposición un equipo del Programa Mosca de los Frutos para colaborar con las plantaciones y dictar normas básicas para prevenir las plagas. Y también está involucrada San Luis Agua, como no podía ser de otra manera tratándose de la autoridad de aplicación de las normas que rigen a los diques. Y la cuarta pata la aportó la Municipalidad de El Volcán, que arrimó las herramientas para desmalezar, un grupo de empleados duchos en el manejo de la vegetación nativa e incluso la presencia del intendente Ricardo Callegaro, quien se mostró muy contento con el hecho de poder contar con un dique remozado tan cerca de la localidad serrana. La Comuna también tendrá a su cargo el riego, una tarea fundamental, una vez que la plantación esté terminada. «Estamos entusiasmados con la posibilidad de que La Estrechura sea un polo turístico, porque va ayudar al desarrollo de El Volcán y Estancia Grande, pasará más gente por este camino interno entre ambos pueblos, los vecinos podrán vender los productos que fabrican artesanalmente y se reactiva toda la economía de la zona», dijo el popular Gringo, mientras repartía órdenes para que todo se desarrollara con rapidez y eficacia.

El dique La Estrechura, conjuntamente con el Berta Vidal de Battini, que está unos kilómetros aguas arriba, ya en plena localidad de El Durazno, son los últimos dos que construyó la provincia en busca de regular esta cuenca productiva en la que los últimos años creció en buena forma la actividad agrícola. Contar con buenos suelos le permitió a los productores plantar soja y maíz como nunca antes lo había hecho en una región donde los fríos son intensos.

El camino que une a El Volcán con Estancia Grande, que en muchos tramos tiene un adoquinado muy particular y está bordeado por farolas antiguas, en la zona del dique es de tierra y en subida. Hubo que hacer este desvío cuando se construyó el embalse y ahora desde esa altura se aprecia en todo su esplendor la belleza del curso del río y las barrancas circundantes.

«Con una buena limpieza será todavía más lindo», se entusiasma Callegaro, quien consiguió que los trabajos se extendieran por toda la geografía de su pueblo. «Van a forestar el perilago y limpiar desde La Estrechura hasta el dique Cruz de Piedra. Eso significa que todo el curso del río Volcán será renovado, ganaremos más costa para que puedan disfrutar los turistas y, de paso, como van a limpiar el lecho completo, vamos a mejorar la calidad del agua», agregó.

El problema que tiene este río, más allá de que todavía se está investigando si un feedlot que está aguas arriba está arrojando desechos contaminantes, es su abundante carga orgánica, que no es lo mismo que la materia fecal. «Hay mucha vegetación acuática sumergida y en proceso de degradación. Esas plantas terminan pudriéndose, eso favorece la dispersión de bacterias, aparecen los gases contaminantes y eso termina produciendo la espuma que se nota en el río cuando en algunos recovecos deja de correr con velocidad», fue la explicación técnica que dio Lucas Caymes, el titular de San Luis Agua.

Por eso además de desmalezar las costas y agregar árboles, van a hacer una limpieza del lecho que rápidamente solucionará el problema de la carga orgánica que comprobaron los estudios encargados a la Universidad Nacional de San Luis. «Nosotros tenemos El Badén, Salto Colorado y La Hoya, tres balnearios con mucha afluencia de gente, es vital brindarles un río en condiciones», explicó el intendente.

Esa carga orgánica existió siempre en el río Volcán, pero años atrás las crecidas que arrasaban con todo en verano eran verdaderos agentes de limpieza. Desde que se construyó el dique, esas creces están contenidas por el embalse, entonces se necesita hacer una limpieza mecánica.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *