Politica Provinciales

Entregarán 114 casas en Justo Daract

El Gobierno completó las construcciones que habían quedado abandonadas desde la gestión anterior, bajo los ex planes “Progreso”, “Sueños”, y “Solidaridad”.

El jueves 5 de julio no será un día más para 114 familias de Justo Daract. El Gobierno de la Provincia les entregará sus tan anheladas llaves que abrirán las puertas de sus flamantes hogares, que estuvieron abandonados y a medio terminar desde hace cuatro años. Todas se iniciaron originalmente por los ex planes habitacionales “Progreso”,  “Sueños”, y “Solidaridad”. Para finalizarlas, ambas obras fueron englobadas en una misma licitación que tuvo un monto de $15.470.000.

“El jueves que viene será la entrega de 114 viviendas. Es una obra abandonada por la gestión anterior. De ‘Progreso’ y ‘Sueños’, hubo 75 casas que estaban casi terminadas, y había 21 que estaban por la mitad, sumado a las 18 del fracasado plan ‘Solidaridad’. En ese desorden de construcción, el gobernador Alberto Rodríguez Saá quiso que se reactive y se finalice todo, para el gusto de todos los vecinos de Justo Daract”, aseguró Felipe Tomasevich, ministro de Obras Públicas e Infraestructura.

El ganador de la licitación de esta obra fue la Municipalidad de Justo Daract. Su intendente, Juan José Baggini, estaba “corriendo” de un lado al otro para ultimar detalles por la entrega de viviendas que se aproxima, cuando lo llamó El Diario, pero más allá de eso, dijo sentirse aliviado con que todo haya llegado a buen puerto.

“Los vecinos están muy contentos, muy expectantes. En Justo Daract tenemos un déficit habitacional terrible, y esto dará solución. Son 114 familias que van a cumplir el sueño de tener la casa propia. Para nosotros es un alivio el poder concretar este gran anhelo. Necesitamos más viviendas y se lo pediremos al Gobierno de la Provincia. Justo Daract está en pleno crecimiento, y esta obra ayuda en el corto y mediano plazo”, afirmó.

El Estado de la Provincia se encontró con distintos grados de avance en estas casas, que se ubican a pocos metros de la ruta 14, en la zona comprendida entre las calles 3 de Febrero, Río Quinto, Mitre, y la avenida Hipólito Yrigoyen. Lo cierto es que ninguna de este centenar de familias pudo llegar a vivir ahí, ya que, según aseguraron en la cartera, estaban “inhabitables”. Esa situación de abandono generó deterioros importantes en lo que ya estaba construido, además de hechos vandálicos que sufrieron, y sumaron a la complejidad de llevar adelante este proyecto.

Sin embargo, el escollo más grande surgió por la titularidad de los terrenos. “La obra se terminó hace 60 días, pero faltaban solucionar problemas de documentación en las tierras, porque el Gobierno quiere entregar todo en regla”, manifestó Baggini. Luego precisó Tomasevich: “Había una irregularidad muy importante, porque estas casas las empezaron a construir en terrenos privados, donde el Gobierno no tenía la titularidad. No estaban finalizados los trámites de posesión, y eso generaba el riesgo de que el privado quiera apropiarse con todas las viviendas, por ejemplo. Entonces hubo que hacer un trabajo muy importante de tierras para garantizar que las familias sean titulares de las viviendas, y así darles tranquilidad de que todo está en orden”.

A pesar de ser de planes distintos, las viviendas no presentan mucha diferencia respecto al tamaño y la distribución de espacios. Todas tienen unos 55 metros cuadrados repartidos en tres ambientes, dos de los cuales son dormitorios.

Las de “Progreso” y “Sueños” tenían una construcción más avanzada, y por eso, el Gobierno decidió continuar con la idea original, algo que no pasó con las 18 de “Solidaridad” (un plan de autoconstrucción). “Lo que hicimos, que no estaba previsto por la gestión anterior, era dejarlas completas, lo que implica colocarles el piso, hacerle los revoques interiores. Antes la idea era que queden con una terminación media”, indicó Liliana Kall, jefa de Subprograma Ejecución de Obras y Auditoría.

Además de la terminación de estas viviendas, confirmaron que hicieron una ampliación de las redes de infraestructura, lo cual permitirá hacer todas las conexiones correspondientes a las casas. “Estas familias tendrán todos los servicios”, aseguró Tomasevich.

Parece algo elemental, pero lo cierto es que hubo casos en el que la administración anterior entregó casas sin cloacas, como fue el caso de las 20 viviendas de La Toma para madres solteras. El Gobierno empezó a dar soluciones a estos problemas, tal como hizo en Villa Mercedes la semana pasada, entregando 70 casas.

Aún continúan con muchos proyectos en ejecución para terminar las obras inconclusas del ex Plan “Solidaridad”. “En este momento estamos trabajando en las viviendas de Alto Pencoso, Zanjitas, Balde, Villa de Praga, Juan Jorba, El Morro, La Punilla, Candelaria, La Florida, Nogolí, y Beazley”, recordó Kall.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *