Policiales Provinciales

La familia del peluquero Dip marcha hoy para pedir justicia

Se movilizarán por la tarde hasta el Poder Judicial. “No tenemos lo que queremos, el culpable”, dice su cuñada. Se cumplen cinco meses del crimen, y aún no hay ningún sospechoso detenido.

Fue, según palabras de Claudia Sosa Molina, “una excelente persona, un hijo, hermano y amigo espectacular, lo mejor que tuvieron”. “Nadie merece morir de esa forma, menos alguien que ha sido así”, aseguró la cuñada de Félix Alberto Dip, el peluquero de 47 años que hace exactamente cinco meses fue estrangulado en su local, en pleno centro puntano, en 9 de Julio a metros de Chacabuco. Hoy a las 17, familiares y amigos pasaran frente al local en su camino hasta tribunales, en una marcha para pedir a las autoridades judiciales el esclarecimiento del caso, y la individualización y detención del autor del crimen, explicó Sosa Molina.
Se concentrarán a las 16:30 en Mitre y 9 de Julio, y saldrán media hora después. La de hoy será la primera movilización que harán para pedir justicia. Pero la mujer explicó que, de no haber novedades, continuarán manifestándose de esta forma. “Los investigadores han trabajado –dijo en relación a la tarea desarrollada por la División Homicidios y el juez que instruye la causa, Sebastián Cadelago Filippi–. Pero lo que queremos es que haya respuestas, que si hay medidas por tomar, las apuren. No tenemos lo que queremos, al culpable. No puede ser que haya casos que se resuelven en tres días, y éste lleva ya cinco meses” sin una definición.
“Desde la familia hemos brindado todo para que investiguen”, continuó. De hecho, días después del asesinato, efectivos de Homicidios secuestraron en la casa de la víctima, en Presidente Perón casi esquina 9 de Julio, algunos elementos, como una computadora, para que peritos la analizaran y vieran si a partir de los registros que pudiera haber allí podían establecer con quién tuvo el peluquero las últimas comunicaciones.
A fines de marzo, policías de la mencionada división, coordinados por el propio magistrado, allanaron dos domicilios de la zona centro y se incautaron de elementos que también iban a ser peritados. Otro objeto que estuvo a disposición de los investigadores desde el momento inicial es su celular, que fue examinado por especialistas del Departamento Delitos Complejos, del Poder Judicial. Al parecer, de esos análisis no han surgido indicios lo suficientemente fuertes como para ordenar una detención, por ejemplo.
En el negocio hay cámaras, pero no estaban funcionando cuando ocurrió el hecho, dijo ayer Sosa Molina.
La familiar confirmó que de la peluquería, donde apareció golpeado y atado, “no se llevaron nada”, por lo que, para ella, el móvil no fue el robo. Pero está desconcertada sobre qué pudo motivar el homicidio, ya que “Félix no tenía enemigos ni tampoco deudas, solo las cuentas normales que puede tener cualquier persona. Y era muy responsable con sus pagos. No tenemos idea de lo que pasó, por eso mismo nuestra desesperación”, explicó.
La relación de Claudia con Félix era muy cercana. Es que, además de ser cuñados, se veían todos los días, ya que ella atendía el local de ropa femenina pegado a la peluquería, que también era de la víctima. “Teníamos mucha confianza. Si él hubiera tenido un problema con alguien, me lo hubiera dicho, yo lo hubiera sabido –afirmó–. Para mí, (el homicida) es una persona que Félix ha conocido, que quizá no era un amigo, pero sí alguien conocido”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *