Politica Provinciales

Una exposición que se extendió en el tiempo y terminó con aplausos

La ex jueza mendocina Aída Kemelmajer de Carlucci habló durante una hora. Mirá el video.

A menos de un mes de la fecha establecida para el debate del proyecto sobre interrupción voluntaria del embarazo en el Senado avanzan las reuniones del plenario. En la segunda jornada de la semana pasada hubo una exposición de una especialista que se extendió más de los 7 minutos fijados para cada uno de los expositores: Aída Kemelmajer de Carlucci, ex jueza de la Corte Suprema de Justicia de Mendoza y una de las autoras del nuevo Código Civil y Comercial de la Nación habló casi una hora y se fue con aplausos.

En su crónica de la extensa jornada, el diario Clarín indica que expusieron  un total de once especialistas que se habían mostrado en contra del dictamen aprobado el 14 de junio en Diputados (9 de ellos varones) y que en su mayoría insistieron con el «derecho a la vida del niño» no tenía que someterse al derecho a decidir de la mujer a interrumpir voluntariamente sobre su embarazo, que «las dos vidas» valen, y que abortar es un delito.

En el final  Kemelmajer refutó rodos esos argumentos y aseguró que el dictamen no viola la Constitución, ni la Convención de los Derechos del Niño ni ningún tratado internacional. Usó argumentos del propio Comité de los Derechos del Niño «que ya recomendó varias veces garantizar los abortos a las niñas y adolescentes, la última vez, ahora en junio de 2018». También citó a la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Aseguró que el dictamen no va contra la federalización del país ni promueve la eugenesia.

Sus explicaciones se basaron en que «los derechos no son absolutos». Y que cuando dos derechos entran en coalición, se usa la regla de proporcionalidad. Habló de la progresividad del desarrollo del feto, que durante el primer trimestre, o hasta la semana 14, la mujer, que ya es una persona, tiene más derechos: «El feto aún no tiene suficiente desarrollo, por eso pesa más la autonomía de la mujer». Sostuvo que después de las 14 semanas, como dice el dictamen, el aborto se permite por causales: violación, riesgo de salud de la mujer e inviabilidad de vida del feto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *