Interes Nacionales Provinciales Sociedad

Dos hermanos de 11 y 14 años buscan una familia para no ser separados

Lanzaron una convocatoria hace ocho meses, pero nadie se presentó. Si nadie los adopta pronto tendrán que dejar de vivir juntos.

Una adolescente de 14 años y su hermano de 11 pasan sus días en un hogar de menores con la angustia de saber que los tendrán que separar si nadie los adopta pronto. Hace ocho meses que el Juzgado de Familia Nº2 Tigre, Departamento Judicial de San Isidro, lanzó una convocatoria pública para encontrarles una familia. Sin embargo, nadie se presentó y los chicos están al borde de dejar de vivir juntos.

En la publicación de la convocatoria pública que se difundió el 1° de diciembre pasado se daban apenas algunos detalles. Sobre C.A. (14), que nació el 30 de abril de 2004, que es «introvertida, se encuentra escolarizada, juega al voley y hace gimnasia artística». Sobre su hermano menor, L.E. (11), nacido el 8 de junio de 2007, que «hace fútbol y concurre a un taller artístico».

Ante el triste panorama que enfrentan los hermanitos, Según Infobae, el Juzgado de Familia N°2 de Tigre redobló los esfuerzos para ayudar a que no tengan que separarlos. Es que, al estar en un hogar de menores, la más grande está al límite de edad permitida y dentro de unos meses tendrán que transferirla a una institución para adolescentes.

«Se abrió la convocatoria después de agotar la búsqueda provincial y nacional, y desde ahí no habíamos recibido llamados hasta que comenzamos con esta convocatoria de alguna forma ‘informal», explicó a Infobae Laura Chicharro, psicóloga del Juzgado de Familia N°2 de Tigre.

La licenciada aclaró que la solicitud es para una pareja de hombre y mujer porque los chicos lo pidieron. Sin embargo, contó que los terapeutas que trabajan con ellos empezaron a hablarles de la posibilidad de aceptar a padres del mismo sexo como una alternativa para no alejarse uno del otro.

Chinchorro señaló que todos los chicos que están en hogares sienten la espera porque ven que otros salen o son vinculados con familias y ellos no. E indicó que muchas veces las personas que quieren adoptar no se anotan con adolescentes porque tienen miedo a su historia, y los chicos a su vez le temen a la historia de los grandes.

El tiempo es un factor clave. A medida que pasan los meses se vuelve cada vez más concreta la posibilidad de que C.A. y L.E tengan que separarse. Sus edades, a pesar de ser dos criaturas, son como en la mayoría de estos casos el problema más grande.

Mientras que la más grande de los hermanos está llena de actividades, su hermanito manifiesta la tristeza que siente por lo que le toca vivir. El chico tiene un leve retraso que, para la especialista, «es puramente emocional». «Al tener vínculos seguros puede haber un avance en él», afirmó. Y agregó: “Tenemos un montón de chicos en adopción, pero no son los chicos que la mayoría espera. No son chicos ideales. Estos son chicos reales y necesitan padres reales».

Los interesados en cuidar a los hermanitos pueden acercarse a al Juzgado de Familia Nº2 Tigre en Av. Cazón 510, llamar al teléfono: 011-4731-7320/7300 o al Registro Central de Aspirantes a Guarda con Fines de Adopción a los números 0221- 410 4400, internos 42897–56300.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *