Policiales Provinciales

El aparato hallado en un cajero sirve para robar datos bancarios

Lo encontraron esta mañana frente al Hospital San Luis. Peritos confirmaron que tenía dos cámaras que grababan las claves de los clientes, pero que carecía de un clonador de tarjetas, clave para concretar una estafa.

El jefe de la Comisaría 2ª de San Luis aclaró que en su seccional no han recibido denuncias de personas que hayan sido estafadas con su cuenta bancaria y que, hasta donde sabe, en otras comisarías tampoco. Pero el aparato hallado esta mañana en el cajero que está frente al Hospital San Luis despertó dudas entre los usuarios y dejó abierta la posibilidad de que aparezca algún damnificado. Según confirmaron los investigadores, el dispositivo tenía la finalidad de robar datos bancarios pero carecía de un clonador de tarjetas magnéticas, clave para concretar una estafa.

Todo comenzó cerca de las 11 de la mañana, cuando un hombre de 36 años, cliente del Banco Supervielle, notó que una pieza de plástico encima del teclado del cajero estaba suelto y lo sacó. Detrás de ese fragmento, de unos 40 centímetros, había dos baterías que alimentaban dos pequeñas cámaras que apuntaban hacia el teclado y registraban las imágenes en dos tarjetas de memoria de 8 gb cada una.

“De manera muy cuidadosa alguien hizo dos pequeños orificios y colocó las cámaras hacia el teclado. Es evidente que lo que pretendían era el registro de las claves que ingresa la gente, aunque faltaba una pieza fundamental llamada ‘skimming’, que va colocada en la ranura en la que va la tarjeta de débito y es la que clona la banda magnética”, explicó el comisario Pablo Rubatto.

“Desconocemos si esa parte del aparato estuvo colocada y fue retirada o si a alguien le restaba por agregar esa parte”, comentó la fuente.

La finalidad del dispositivo fue confirmada por el personal de la División Informática de la Policía, a donde fue remitido luego de que la Policía Científica lo inspeccionara antes de retirarlo del cajero.

Preventivamente, desde el juzgado Penal 3 de San Luis ordenaron caratular la causa como “estafa en grado de tentativa”.

Según pudieron averiguar Rubatto y sus hombres, hay casos recientes de estafas similares concretadas en La Pampa, Rosario, Tucumán y Salta. “Por lo que sabemos en esos casos han estado involucrados ciudadanos venezolanos y colombianos que se manejan con el mismo modus operandi: buscan cajeros lejos de los microcentros de las ciudades porque tienen menos seguridad”, comentó el comisario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *