Provinciales Sociedad

Docentes “abrazaron” la UNSL para exigir mejores salarios

Hubo protestas en el comedor universitario y el Rectorado, con la participación de dirigentes nacionales.

Los docentes de la UNSL volvieron a protestar en la calle para exigir mejores salarios y más presupuesto para el funcionamiento de las casas de estudio nacionales. A la par de las medidas de paro total de actividades en las aulas que lleva adelante uno de los gremios del sector desde hace más de una semana, este miércoles los educadores dieron un abrazo simbólico al comedor universitario en el que participaron unas 150 personas y realizaron además una panfleteada en el Rectorado.

Para acompañar ambas actividades, llegaron a la provincia el secretario general de la Federación Nacional de Docentes Universitarios (Conadu), Carlos De Feo y el secretario adjunto de la Federación de Docentes, Investigadores y Creadores Universitarios (Conadu Histórica), Antonio Roselló, quienes recorren el país para brindar apoyo al reclamo del sector, que exige entre un 25 y 30 por ciento de incremento en sus sueldos, hasta 15 puntos más de lo que ofreció el gobierno de Macri en la última reunión paritaria celebrada el lunes.

En números, el conflicto con el nivel superior de la educación persiste desde hace al menos 6 meses, de los cuales hace 5 que mantienen la negociación salarial, mientras que en lo que va del año los días acumulados de paro ya suman prácticamente un mes. Además, los gremios denuncian que durante el 2018 el Ejecutivo nacional recortó al sistema unos 4 mil millones de pesos y que adeuda entre 4 y 6 meses de partidas presupuestarias.

“Un ayudante de primera que tiene a su cargo hasta doscientos alumnos según el tamaño de la unidad académica, cobra a fin de mes 6 mil pesos, por lo que está por debajo de las líneas de pobreza e indigencia, un dinero que se lo consumen los servicios. Desde noviembre a la fecha hemos recibido una ‘propina’, como le gusta decir a la diputada Carrió, del 5 por ciento en mayo. Además, después de noventa días que no hubo paritarias, nos convocaron en medio del paro total para ofrecernos un 5,8 por ciento más, lo que es una provocación y generó el hartazgo del sector”, dijo Reselló a El Diario de la República.

Además, el integrante de la Conadu Histórica calificó la actitud del gobierno nacional como “una política de ataque al presupuesto universitario”, que ya alcanzó un recorte de 25 por ciento ($4 mil millones). “Es un dinero que tenía como destino específico obras de infraestructura que ya estaban licitadas y contaban con crédito presupuestario aprobado por el Parlamento e incluso con créditos internacionales para su realización”, afirmó.

Para De Feo, los pronósticos para el año que viene tampoco son favorables, todo lo contrario. Según explicó a El Diario, el Ejecutivo nacional planea ajustar aún más los fondos de funcionamiento de las universidades, tanto que el desfinanciamiento llegaría a afectar a los planteles docentes.

“Nos llegó un informe que indica que el gobierno nacional planea un presupuesto para 2019 con un aumento del 7 por ciento, sobre la partida actual. Si uno lo toma con la inflación significa lisa y llanamente una reducción del 25 por ciento, lo que se traduce en una avanzada sobre los puestos de trabajo”, aseguró el secretario general de Conadu, quien advirtió que si la comunidad universitaria nacional no es capaz de enfrentar con éxito la actual pelea, “después no va a haber paritarias que discutir”.

Luego de la panfleteada y el abrazo al comedor universitario, los docentes participaron de una asamblea interclaustro junto a los alumnos de la UNSL, quienes expusieron sus inquietudes y expresaron su preocupación por el no inicio del segundo cuatrimestre. Por ese motivo, solicitaron la extensión de las regularidades y del plazo para inscribirse, como también el levantamiento de las correlatividades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *