Provinciales Sociedad

Padres de alumnos de la Normal Mixta se reunieron con la rectora

Este viernes los chicos cumplirán 30 días sin clases en lo que va del año por los paros docentes. Les preocupa el nivel de educación de los chicos y quieren una solución.

Mañana los 1.500 alumnos de la Escuela Normal Mixta “Juan Pascual Pringles” cumplirán 30 días sin clases en lo que va del año por los paros realizados por los docentes. Por eso un grupo de padres preocupados por el nivel de la educación que recibirán sus hijos, decidieron reunirse con la rectora para buscar alguna solución. Acordaron elevar una nota tanto a las autoridades de la Universidad Nacional de San Luis como de la conducción del gremio ADU, donde solicitarán que revean la medida de fuerza y que además puedan abrir una mesa de diálogo para acercar posiciones y que los chicos vuelvan a clases.

Al término de la reunión, Alejandra Quinteros, rectora de la escuela, comentó que “los padres manifestaron que es un poco exagerada la medida de parar por tiempo indeterminado y solicitaron que como autoridad arbitre los medios para que de alguna manera les manifieste a las autoridades del gremio y de la universidad esta preocupación. Y también establecer algún canal de diálogo con los docentes para que revisen la medida de fuerza”.

Quinteros señaló que “como autoridad debo decir que el reclamo de los docentes es totalmente válido, pero también reconozco que es importante que los  padres se preocupen por la educación de sus hijos. Por supuesto que ellos manifiestan que la defensa de la educación pública no es sólo responsabilidad del Estado, sino de todos los estamentos que conformamos la escuela. Y es totalmente entendible porque es triste ver a sus hijos, como dicen ellos, en sus casas y no en la escuela. Pero esto es parte de la crisis educativa que atravesamos”.

Gabriela Toledo, una de las madres que fue a reclamar, dijo que luego de reunirse por más de una hora con la directora “nos pidió que hiciéramos este pedido por nota para que ella lo pueda elevar al Rectorado de la universidad. Sentimos que está preocupada, pero no tuvimos ninguna respuesta de ver qué medidas van a tomar ellos como directivos para restablecer las clases”.

La mujer, que tiene su hija en el quinto grado del primario, señaló que “somos conscientes de que esta es una medida nacional y lamentablemente nos afecta a todos porque la decisión no va a ser tomada sólo en San Luis. Y esto nos aleja todavía más de tener una respuesta favorable porque si dependiera de la gente que está acá quizás se podrían generar algunas reuniones y así llegar a un acuerdo. Pero digamos que el pronóstico es todavía más negativo”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *