Policiales Provinciales

Robaron una maquina agrícola de 600 mil pesos

La policía la encontró algunos días después y detuvo a  uno de los ladrones. Continúan las investigaciones de, al menos, dos cómplices.

La policía de Villa Mercedes logró recuperar una máquina cerealera, con un valor que ronda los 600 mil pesos, que había sido robada en un campo de Justo Daract el sábado pasado. Hasta el momento son tres los involucrados, pero hay un solo detenido. La investigación continúa.

Alejandro Nievas, es el dueño del campo que está ubicado en el predio ferroviario de Justo Daract. El día del robo, se encontraba fuera de la cerealera cuando tres hombres mayores de edad, según estimó la Policía, ingresaron y robaron una máquina agrícola de marca “Richiger”, color verde y valuada en unos 600 mil pesos.

Al día, siguiente Nievas regresó a su terreno y dio aviso a la policía de la Comisaría de Justo Daract y Villa Mercedes, que iniciaron la búsqueda de la máquina mediante un rastreo en la zona y de las cámaras de vigilancia privada, a través de las cuales pudieron ver una camioneta  roja y blanca que habrían utilizado para trasladar la máquina.

Según detalló Roberto Molina, comisario Inspector  a El Diario, ayer a la mañana  encontraron  la camioneta y al dueño, Gastón Torres, identificado como uno de los supuestos ladrones. Dentro del vehículo había además marihuana. A Torres le tomaron declaración y quedó libre.

Horas más tarde, el juez  de la causa, Leandro Estrada, dio la orden de allanar un campo ubicado en una zona rural a 30 kilómetros al sur oeste de Villa Mercedes. Allí encontraron la máquina y detuvieron a Jhonatan Romero, el cuidador.

Hasta ahora solo permanece detenido Romero, a  quien se lo vincula directamente por tener la máquina robada. Sin embargo la Policía continúa con la investigación ya que suponen como mínimo dos cómplices más del robo.

Este jueves, allanaron un segundo lugar en Justo Daract, en base a los testimonios de quienes declararon, y detuvieron a una segunda persona de quien no trascendió su identidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *