Interes Provinciales

La Policía creó una división para controlar los vehículos

Buscan garantizar el origen legal de las partes. Habrá seis plantas verificadoras en toda la provincia.

La Policía de San Luis formalizó la creación de la División Verificación de Automotores (DVA), con la que empezará a controlar todo el parque de vehículos que ingrese en el mercado de compra-venta para garantizar el origen legal de las autopartes. El jefe de la Policía, Fabricio Portela, informó que al mando de esta nueva repartición estará el oficial principal Diego Garay y tendrá unos 45 efectivos que desempeñarán las nuevas funciones en unas 6 plantas verificadoras que se instalarán cuando se formalice el convenio con la Dirección Nacional de los Registros de la Propiedad del Automotor, en Buenos Aires.

Según explicó Portela: “El régimen jurídico del automotor (Ley Nacional Nº 14.467), indica que la Policía de San Luis es la única facultada para realizar la verificación de los vehículos en la provincia. Es por eso que nos presentamos en la oficina del Registro de la Propiedad del Automotor para firmar el convenio y así iniciar el trabajo para luego instalar las primeras plantas verificadoras”.

La dependencia del Estado nacional ya les respondió que son los primeros en la lista para firmar el convenio “y ahora estamos ansiosos de que se cumpla la palabra que nos dieron los funcionarios nacionales. Por eso nos anticipamos y realizamos la capacitación necesaria del personal que trabajará en esta nueva dependencia, para que sepan peritar y conformen los trámites que sean necesarios”, confirmó el jefe de la Policía.

La importancia de tener estas plantas “es darle la seguridad a los ciudadanos de San Luis para que cuando tengan que comprar un auto o una moto tengan la tranquilidad de que ese vehículo está en orden en su fabricación y que no ha sido adulterado. De esa manera se evitarán las estafas”, agregó Portela. Y reiteró que por ley le corresponde a la Policía hacer la verificación y realizar los peritajes necesarios.

Garay explicó que la verificación consiste en “detectar que la documentación del automotor es la original y que coincide con los números de serie que tiene el vehículo de fábrica. Porque cada vehículo que se fabrica se inscribe con sus distintos números identificatorios y esos elementos deben poseer por normativa vigente, medidas de seguridad”.

Además señaló que los agentes de la flamante DVA “deberán constatar la información del Registro con la física que tenga cada vehículo. En caso de ambas partes se encuentren legalmente homologadas se procede a la habilitación de automotor, pero en caso de dar resultado negativo procedemos, en virtud de las facultades que nos da el Código de Procedimiento de la provincia, a instruir el expediente con un sumario donde queda constancia de la contravención según sea la situación con la que se encuentren”. En este último caso dijo que “se debe dar intervención al Juzgado porque se tiene que actuar bajo la Ley de Autopartes. Porque en el tema de automotores las situaciones irregulares son muy dinámicas y van mutando. Esto nos obliga a estar preparados constantemente, porque no solamente verificamos por una cuestión administrativa, sino para contrarrestar posibles hechos delictivos que se puedan estar ocasionando”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *