Politica Provinciales

UNSL: advierten que por la toma peligra el pago de haberes

Los autoridades de la Universidad aseguran que la medida de fuerza no permite desarrollar las tareas administrativas.

Después de tres semanas de silencio, los decanos de la Universidad Nacional de San Luis (UNSL) decidieron publicar un comunicado sobre del contexto por el que atraviesan las universidades públicas. En ese documento expusieron que no comparten la toma de los edificios por parte de los alumnos “autoconvocados”, ya que perjudica el desarrollo de tareas administrativas. Esto se traduce en que si los empleados no docentes no pueden ingresar a los edificios, no se podrán liquidar los haberes de agosto.

En tanto, los estudiantes a través de un comunicado aseguraron que tienen predisposición de dialogar, pero que nadie se comunicó oficialmente con ellos.

La declaración de las autoridades de la UNSL fue firmada por los decanos de las facultades, por el vicerrector José Roberto Saad y el rector Félix Nieto Quintas.

En el comunicado reconocieron la gravedad del contexto, asumieron que buscan el diálogo para solucionar el conflicto; y respecto a la ocupación de los edificios, resaltaron que es una metodología que no comparten porque provoca el impedimento de la liquidación de haberes, becas, contratos, la imposibilidad de asumir los compromisos económicos financieros con organismos nacionales como Anses, AFIP o la obra social. Se incumple, además, con proveedores y se provoca un atraso en los procesos licitatorios y una serie de problemas académicos. También expresaron la inquietud por la demora en la resolución de la paritaria docente a nivel nacional.

Exigieron un incremento salarial para los trabajadores universitarios acorde a la relevancia de la educación superior y la situación del país.

Además agregaron: “Las autoridades de esta Universidad instamos a que todas las manifestaciones tiendan a la defensa de la educación pública, la preservación de la institucionalidad y el respeto de la pluralidad. De no ser así, se generan daños y perjuicios institucionales y a las personas que integran la propia comunidad universitaria”.

El grupo de estudiantes «autoconvocados» que tomó el edificio del Cuarto Bloque el día sábado (el miércoles 22 de agosto ya habían tomado el Rectorado) dijeron que no hubo ninguna comunicación oficial para acercar las partes.

Explicaron: «Nuestra medida de fuerza no es en contra de los trabajadores. Queremos aclarar que como asamblea, bajo ciertas condiciones, hay predisposición a dialogar. Repudiamos esta maniobra de las autoridades, que pone a docentes y no docentes en contra».

Lejos de dar el brazo a torcer, los alumnos el lunes tomaron la Universidad de Villa Mercedes (UNViMe), la Facultad de Turismo y Urbanismo de Merlo y las facultades que dependen de la UNSL en Villa Mercedes.

Los estudiantes en el comunicado reflejan la tensión que viven con otros «sectores». «Ante la presencia de grupos de choque que intenten amedrentar nuestra lucha, hacemos responsable sobre nuestra integridad física tanto al rector Félix Nieto Quintas como a sus funcionarios», expresaron.

Mara, una vocera de los estudiantes, comentó que se encontraban en asamblea.

La decana normalizadora de la Facultad de Turismo y Urbanismo, Norma Pereira, y la decana de la Facultad de Ciencias de la Salud, Ana María Garraza, aseguraron que la toma de edificios afecta la conducción y la orientación de la Universidad.

Además, Garraza explicó que el contacto con los alumnos que protestan se vio dificultado porque al momento de realizar la medida de fuerza, no se firmó un documento legal y ninguno de los estudiantes fue designado como representante. Hasta que el Rectorado siga tomado los aspectos administrativos, están en un impasse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *