Policiales Provinciales

Atraparon a un joven que estaba prófugo por homicidio

Carlos Alberto Tello tenía 16 años cuando mató de un balazo a una vecina del barrio 9 de Julio, en 2009, durante una pelea.

A lo largo de nueve años, Carlos Alberto Tello ha hecho todo lo posible por esquivar a la Justicia, que lo tiene procesado por haber asesinado a una vecina del barrio 9 de Julio, en el extremo oeste de la ciudad de San Luis. En 2009, cuando ocurrió el crimen, se fugó dos veces de la Comisaría del Menor. Y ahora, que un tribunal quiere juzgarlo, no podían dar con él. Hasta que la Policía de San Luis se puso en contacto con la de Mendoza y lo ubicaron en esa provincia.

Tan difícil era ubicar a Tello, apodado “El Caballo”, que el jueves de la semana pasada, la presidenta de la Cámara del Crimen 1 de San Luis, Silvia Aizpeolea, emitió una resolución mediante la cual pidió la colaboración de un equipo de peritos del Poder Judicial para localizarlo.

“Atento al tiempo transcurrido sin que se haya podido lograr la captura del procesado y teniendo en cuenta la gravedad del delito que se investiga requiérase la colaboración del Departamento de Investigación de Delitos Complejos para lograr la aprehensión inmediata”, dispuso la juez de Cámara.

No ha trascendido si los peritos en informática y comunicaciones de esa división, que depende de la Procuración General, alcanzaron a hacer algún aporte a la búsqueda del prófugo.

“A raíz de comunicaciones previas con personal de la Unidad de Investigaciones de la Departamental Lavalle, que depende de la Dirección de Investigaciones de Mendoza, concretaron la detención en esa ciudad”, informó ayer el Director General de Investigaciones de la Policía puntana, comisario mayor Roberto Molina.

Señaló que Tello está detenido en la Comisaría 17ª del Distrito de Lavalle, a disposición de la Oficina Fiscal 7. En breve, la Cámara del Crimen 1 de San Luis enviaría un exhorto al juez de turno en Mendoza para pedir la entrega y el traslado del imputado.

“El Caballo” está acusado de asesinar de un balazo a Marta Beatriz Llanos, el 2 de agosto de 2009, en la casa 2 de la manzana B del 9 de Julio. En ese momento, Tello tenía 16 años.

Según la investigación que hizo la Comisaría 4ª, la joven de 22 años, madre de una nena de 4 años y un varón de 5, fue baleada en el abdomen por el entonces adolescente, cuando salió en defensa de su marido, David Becerra, que ese día se peleó con un hermano de Tello.

Según el testimonio que la Policía le tomó a Mirta Gómez, amiga de Marta Llanos, el homicidio ocurrió durante una pelea desatada en medio de una reunión en la que había muchas personas alcoholizadas. Dijo que esos encuentros, promovidos por Becerra, eran frecuentes. Y por eso ella se había alejado de su amiga.

La testigo contó que a eso de las cuatro de la tarde vio cómo se peleaban David Becerra y un hermano suyo, al que apodaban “El Carpincho”, con Raúl Tello.

Estaban todos ebrios y se tomaron a golpes de puño y patadas en medio de la calle, mientras se insultaban, relató. Marta Llanos también habría estado alcoholizada y azotó a Tello con un chicote.

Al rato, contó Gómez, apareció el menor de los Tello, que en la puerta de la casa le disparó a la mujer que había azotado a su hermano. Malherida en el abdomen, la joven entró a su vivienda tomándose el vientre. La llevaron al hospital, pero llegó sin vida.

“El Caballo” “salió corriendo con un arma de fuego que guardó en la cintura por dentro del pantalón y subió rápidamente a una carreta” en la que lo esperaban dos hombres, relató la testigo, en 2009.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *