Provinciales

Homenaje y reconocimiento al emblema de la puntanidad

El historiador presentó el primer tomo con la sala “Berta Vidal de Battini” repleta.

Su paso lento no fue excusa para llegar a tiempo al escenario. Sus ojos, resguardados detrás de los lentes oscuros, escondían seguramente una mirada emocionada y brillante al ver toda la gente que detrás de él aplaudía por su presencia. El doctor Jesús Liberato Tobares con el pasar de los años se transformó en una eminencia de la cultura, la historia de San Luis y la puntanidad. Él lo sabe. Ayer, con el calor de la primavera anticipada de agosto y la brisa fresca del los últimos días de invierno presentó en sociedad el primer tomo de las Obras Completas editadas gracias al megaplan “Sueños puntanos”  en la sala “Berta Vidal de Battini” del Centro Cultural Puente Blanco.

Junto al jefe del Programa San Luis Libro, Pedro Bazán, y al poeta Gustavo Romero Borri, quien lo ayudó a recopilar sus escritos, Liberato presentó “Poética y narrativa”, un compendio de poemas, cuentos, versos y relatos que escribió desde 1955 hacia delante.

El encuentro comenzó pasadas las 18. La sala se completó al instante cuando el público, de todas las edades, se acomodó en las butacas a la espera del anfitrión. También estuvieron presentes el vicegobernador de la provincia, Carlos Ponce, y la jefa del Programa Cultura, Silvia Rapisarda.

“Ya es familiar tenerlo entre nosotros. Quisimos destacar su persona más allá de la obra literaria, como también sus años de labor. Es un tributo que le hacemos en vida”, expresó la funcionaria mentora del proyecto, quien le propuso al escritor publicar sus libros junto con el secretario de Gobernación, Alberto Rodríguez Saá.

Los aplausos resonaron desde el primer momento en que Liberato entró al lugar. En compañía de Bazán y Romero Borri se ubicó en el living preparado especialmente para la ocasión, decorado con los primeros ejemplares de los libros.

Como primer acercamiento con el público el escritor agradeció al Gobierno de la provincia por darle la oportunidad de recopilar sus escritos. También se acordó de su familia, amigos y gente conocida que llegó desde San Martín, su pueblo natal, Villa de Merlo y Villa Mercedes. Entre el público, lo miró atentamente el escritor Félix Máximo María quién también tuvo su momento de ovación.

Bazán fue el mediador entre Tobares y Romero Borri durante la hora de presentación. En el rol de entrevistador indagó en el pasado y el presente del historiador mientras comentó junto al poeta el proceso de recopilación, corrección y edición de los tomos.

“Agradezco el compromiso que pusieron para realizar este trabajo tan importante y prolijo. No es fácil ordenar el material empleado porque estuvo desperdigado por diferentes lugares que ni yo recordaba”, expresó Jesús.

Por su parte, Romero Borri explicó que todo es consecuencia natural de cultivar una admiración mutua entre el autor y él.  “Viajé muchas veces a San Martín para recopilar las obras y lo que más me emocionó fue ver en su biblioteca libros de mi autoría. Lo mismo pasa cuando llego a mi casa. Siempre encontrarán un ejemplar de Tobares”, destacó Gustavo quien también conoce a la perfección el estilo de escritura y la gramática del homenajeado para describir a San Luis.

“Tobares me recuerda a José La Vía. El fotógrafo dejó un sinfín de imágenes que describen al San Luis de antaño, mientras que Liberato nos explica desde sus palabras los oficios, las costumbres y las construcciones de la identidad puntana”, agregó Romero Borri.

En la presentación, que de momentos se transformó en una charla entre amigos, no faltaron las anécdotas, los momentos de la infancia de Tobares y las iniciaciones en la escritura y la investigación.

El recuerdo que más sorprendió  al público fue el primer poema que escribió el autor. El asombro llegó con el recitado perfecto de aquella poesía inspirada en la muerte de un minero en San Martín.

Entre charlas, nostalgia y miradas cómplices Tobares pudo hablar de sus raíces puntanas, las que consideró profundas, como también de su curiosidad que aún sigue vigente como si fuera un niño por más que los años pasen.

“La tendencia que tienen los chicos de averiguar el contenido de la realidad en la que viven es algo que se prolonga o se apaga según el paso del tiempo. Yo siento que nunca se fue, al contrario, se incrementó a medida que crecí”, aseguró el historiador que aún sigue dándole importancia a la investigación, la historia y el amor a San Luis.

Antes de finalizar, Romero Borri adelantó que ya comenzaron a trabajar en los próximos cinco tomos restantes que completarán la recopilación de Tobares. Dos estarán listos para noviembre y los últimos tres se editarán en el 2019.

“Las próximas obras están enfocadas en la investigación del folclore puntano que realizó el historiador con un extensivo trabajo de campo. Mientras que el tercero se engloba en la puntanidad. El tomo contiene trabajos de toponimia y es uno de los últimos libros que escribió Tobares el año pasado con nuevas perspectivas y orígenes de la puntanidad”, explicó el recopilador.

Para finalizar la charla, que mantuvo atento y emocionado al público en todo momento, Bazán se acordó de las palabras que Jesús expresó en más de una entrevista que le hicieron durante sus apariciones públicas. El escritor describió el amor a su tierra puntana como un romance fanático y exagerado.

“Claramente es un amor correspondido que creció con el pasar de los años. El hecho palpable y el ejemplo visible es toda esta gente que me acompaña hoy”, aseguró el escritor al ver la sala repleta de miradas de admiración y sonrisas resplandecientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *