Provinciales Sociedad

Justo Daract: obreros quieren formar una cooperativa

Más de ochenta trabajadores se reunirán mañana con el Programa Industria del gobierno provincial para tratar de que la planta no cierre.

“Estamos preocupados, no queremos quedarnos sin trabajo”, dijo con angustia Jorge Mercado, uno de los ochenta y cinco empleados de Fibracentro SA. La fábrica que produce hilados (ubicada sobre la ruta 7 en Justo Daract) quebró y los operarios planean crear una cooperativa para no quedarse en la calle. Este martes se reunirán con personal del Programa Industria y Agroindustria del Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción de la provincia, en busca de una solución.

Aunque el contexto industrial está pasando por una crisis a nivel nacional, los trabajadores de Fibracentro aseguran que la quiebra de la empresa los tomó por sorpresa. “Hasta hace dos semanas estábamos produciendo para un cliente, pero después paramos y no pudimos seguir más”, contó Ismael Lencinas, otro trabajador y vocero de sus compañeros.

La semana pasada se reunieron con el representante legal de Fibracentro y fue entonces que recibieron la mala noticia. “El abogado nos informó que estaban en concurso de acreedores, pero luego se declararon en quiebra. Además nos dijeron que el mes en curso no lo vamos a cobrar y que quedaríamos sin relación de dependencia. No podemos esperar más, somos muchas familias las que vivimos de esto”, lamentó Lencinas.

Los operarios se reunieron con el intendente de Justo Daract, Juan José Baggini, y le plantearon la idea de conformar una cooperativa. “Armamos un proyecto para poder seguir trabajando, creemos que es viable. El intendente nos ayudó e hizo de intermediario con la provincia para ver si podían darnos una mano”, dijo.

Lencinas adelantó que mañana le presentarán la iniciativa a María Eugenia Cantaloube, jefa del Programa Industria y Agroindustria. “La provincia siempre apuesta al trabajo, tenemos esperanza de que nos puedan ayudar”, expresó.

Tanto el jefe comunal como los empleados destacaron que la fábrica, que funciona hace más de treinta años, es una de las más importantes de la ciudad. Actualmente, el parque industrial de la localidad está compuesto por solo diez empresas.

“La planta es una de las más antiguas y con más contratados en la ciudad. Dejarnos sin trabajo sería,  en un punto, postergar la economía de Justo Daract. Cada uno de nosotros tiene un crédito asumido con algún comerciante local, eso implica que si no tenemos sueldos no podemos pagar servicios o los impuestos. Sería un retroceso para todo el contexto en el que vivimos”, manifestó Lencinas.

Conflicto previo

A comienzos de julio, la planta que produce hilados despidió a quince personas. Los obreros manifestaron que la compañía no les liquidó la indemnización e iniciaron una medida de fuerza, manifestándose en el ingreso a la fábrica. Por su parte, la compañía -a través de sus representantes legales- explicó que los despidos fueron por la inestabilidad económica que afecta a todo el país.

El Municipio inició una mediación para que al menos puedan recibir el cobro. Además, Ismael Lencinas contó que hay una iniciativa para que los despedidos también puedan formar parte de la cooperativa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *