Accidentes Provinciales

Murió el conductor de la camioneta que volcó en la José Santos Ortiz

Daniel Sarmiento, de 70 años, fue trasladado de urgencia al Hospital San Luis pero los médicos no pudieron salvarlo. Su esposa falleció en el acto y hay un hombre que sigue grave.

La tragedia fue doble. Los médicos hicieron todo lo posible por salvarlo pero sus heridas eran tan graves que Daniel Sarmiento murió pasadas las doce de la noche en el Hospital San Luis, a donde había sido trasladado junto a otros cinco familiares luego de protagonizar un vuelco en la avenida José Santos Ortiz de la capital. Su esposa, de 68 años, murió en el lugar del accidente.

La principal Geraldine Cornejo, jefa de Accidentología Vial, confirmó la segunda víctima fatal rozando la una de la mañana.

Sarmiento, de 70 años, conducía una Chevrolet antigua pero restaurada, con la que al parecer regresaba de un día de campo junto a su familia. Norma Bossín, su esposa, que viajaba a su lado en la cabina, murió en el acto tras el vuelco.

El accidente ocurrió pasadas las 20, dijo el oficial principal Jorge Nievas, segundo jefe de Operaciones de la Dirección General de Bomberos. Indicó que el hecho ocurrió en el carril norte de la mencionada avenida, es decir, aquel cuyo sentido de circulación es hacia el oeste. Fue unos 400 o 500 metros al oeste del ingreso al hipermercado Walmart, calculó.

Según fuentes de Accidentología Vial, las personas que viajaban en la caja de la Chevrolet son Sergio Gustavo Aranguez, de 50 años, que este lunes a la mañana continuaba en grave estado en el shock room del hospital; Laura Sarmiento, de 48; Micaela Pereyra, de 25; Juan Sarmiento, de 25; y dos niños, uno de 11 y otro de dos años, cuyas identidades no fueron brindadas por los investigadores.

Al mediodía Leonel Anello, director del Hospital San Luis, detalló que les dieron  el alta a todos los pacientes.

Anoche, los efectivos aún trabajaban en las pericias para empezar a tener datos concretos que les permitan establecer cuál fue la razón por la que Sarmiento perdió el control. Lo cierto es que la camioneta se dio vuelta y terminó apoyada sobre el lateral derecho, el del acompañante, con la trompa orientada hacia el sur.

“Por las improntas que ha dejado en el asfalto y en la banquina, pareciera que ha dado algunos giros”, supuso Nievas.

En medio de esa frenética y violenta maniobra, se desprendió por completo la cúpula de la pick up. Algunos pedazos quedaron sobre la carpeta asfáltica; otros, a la orilla de la ruta, cerca del guardarail.

También quedaron dispersos trozos de la vajilla que la familia cargaba. Y es que, según comentó una allegada, la familia regresaba a San Luis después de haber compartido el festejo de cumpleaños del conductor. “Ellos viven en el barrio Lucas Rodríguez, es decir, muy cerca”, contó la mujer.

“Bossín que falleció estaba atrapada dentro del habitáculo. Los bomberos tuvieron que usar herramientas hidráulicas para poder abrir la puerta y rescatarla. Tenía agarradas las piernas. Según lo que me manifestaron, el conductor tenía fracturas expuestas. Para sacarlo no hubo que romper la puerta de su lado”, aclaró. Y dijo que algunos de los ocupantes de la caja, al parecer “salieron por sus propios medios, y otros fueron despedidos”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *