Provinciales Sociedad

La UNSL premió trabajos de investigadores puntanos

Los ganadores desarrollaron un método para potabilizar el agua con filtros a un costo muy bajo y con productos naturales. El primer puesto se llevó $50 mil, el segundo $30 mil y el tercero $20 mil.

El rector de la Universidad Nacional de San Luis, Félix Nieto Quintas, reconoció a tres grupos de alumnos e investigadores por sus proyectos innovadores presentados en el concurso “UNSLxi”. El primer premio de 50 mil pesos se lo llevó el trabajo de Jhonny Villaroel Rocha y Matías Regiart, quienes crearon un filtro potabilizador de agua a partir de recursos naturales y residuos agrícolas. El segundo reconocimiento, que se premió con 30 mil pesos, estuvo destinado para el trabajo dirigido por Laura Rodríguez Furlán. Este grupo elaboró un pan integral para atender deficiencias nutricionales. El tercer lugar (20 mil pesos) fue para un trabajo de “Creación de Empresa con Base Tecnológica orientada al deporte”, liderado por el ingeniero Guillermo Larregay.

Regiart explicó: “Observamos que el agua muchas veces venía con impurezas y los ciudadanos tienen que comprar productos embotellados, lo que genera un gasto mensual de 500 pesos aproximadamente. La idea era realizar filtros con recursos naturales como arcilla y residuos agrícolas como ramas de olivos, carozos de aceitunas y de duraznos. Queríamos cuidar el medio ambiente y crear un producto económico. El filtro costaría 200 pesos y la pastilla otros 50, la que debería cambiarse cada tres meses”.

Villaroel Rocha es investigador docente del Conicet y Regiart, investigador docente del Inquisal.  Además trabajaron con los becarios Cristian Moreira, Evelyn Marín y María Luz Scala. También participaron Mailen Neira, Merlina Villegas, Yamila Pinciroli y Fabricio Arnaudo.
“Nos abrió la mente pasar por este concurso. Estamos muy agradecidos con la universidad”, afirmó Villaroel Rocha.

El rector celebró la realización de este concurso, que sirve para generar alternativas que permitan mostrar caminos a los investigadores, para motivarlos y buscar así nuevos horizontes.

En la investigación dirigida por Rodríguez Furlán se desarrolló un pan integral con harina de soja y proteínas de plasma bovino, destinado a atender las deficiencias nutricionales de la población en estado de pobreza o indigencia.  Señalaron que la idea es que esta innovación pueda ser de consumo masivo.

Larregay dijo que con el proyecto “Creación de Empresa con base tecnológica orientada al deporte”,  la meta es que “cualquier persona pueda llegar a ver el resultado de su entrenamiento en tiempo real, con un kinesiólogo virtual que les indique el impacto”.

Los equipos aseguran que quieren llevar este servicio o producto a la comunidad y trabajarán en los próximos meses en la instalación de sus proyectos en el mercado para satisfacer los problemas de la sociedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *