Interes Provinciales

Malena Herbel sufrió un infarto y está grave

La bebé puntana está internada en el hospital Italiano de Buenos Aires a la espera de un corazón. Su mamá dijo que “la situación es complicada” y pidió orar por ella.

El corazón artificial que el Gobierno de la Provincia adquirió para Malena Herbel prolongó las esperanzas de que la bebé finalmente reciba la donación de un órgano que le ayude a tener una vida normal, pero le dio solo eso, un margen de tiempo que pende de un hilo. Anoche, Yanina Pastrán, mamá de la pequeña, informó en las redes sociales que su hija sufrió un infarto cerebral y que su “situación es complicada”. Con un experimentado equipo de cardiología infantil atendiéndola, no queda más que orar para que Malena supere esta nueva crisis.

“Gracias a todos por las oraciones para Male, lamentablemente sufrió un infarto y su situación es complicada, les pido que sigamos orando”, pidió Pastrán anoche, en un posteo que publicó en su cuenta de Facebook poco antes de las nueve de la noche.

El parte médico del Hospital Italiano indica que hasta la fecha la pequeña se encontraba compensada, respirando espontáneamente y presentó  súbitamente un deterioro por lo cual ingresó en asistencia respiratoria mecánica. “Se le realizó una angiotomografia computada de cerebro que evidencia defecto de relleno a nivel de la arteria cerebral media izquierda  e hipo densidad difusa con pérdida de diferenciación corticosubcortical a nivel del sector de la arteria cerebral media izquierda, hallazgos compatibles con accidente cerebro vascular isquémico reciente”.

Malena continúa en cuidados intensivos, donde se le realiza una evaluación continua de su estado neurológico para determinar el pronóstico de esta lesión.

La pequeña sufre de síndrome de corazón izquierdo hipoplásico (corazón no desarrollado), una patología que le detectó el cardiólogo Juan Nieto cuando todavía no había nacido, por lo que la derivó al hospital Italiano, con el fin de que la bebé fuera intervenida ni bien naciera.

Ya atravesó tres cirugías, aunque siempre con contratiempos posteriores. La penúltima fue en mayo y había respondió bien, pero luego observaron un deterioro progresivo de la función ventricular. Ahí los médicos advirtieron que era indispensable que recibiera un trasplante de corazón. Pero mientras aguarda a que aparezca el donante, Dosep se hizo cargo de las gestiones para conseguirle un corazón artificial, que fue colocado el 3 de agosto. Este aparato cumple las funciones de uno natural, pero sirve solo como una solución que no es definitiva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *