Provinciales

Hallan el cuerpo de un hombre en una acequia del paraje San Miguel

La última vez que vieron a Hortensio Ávila era la 1 de la madrugada y caminaba por las calles del pueblo. Lo encontró una persona que iba a buscar agua para regar las plantas de la iglesia.

A Hortensio Ávila le gustaba reunirse con sus amistades y familiares, pero tenía problemas con el alcohol. Tenía 45 años y la muerte lo encontró accidentalmente durante la madrugada del domingo, dentro de una acequia en el paraje de San Miguel, que está ubicado entre Candelaria y Quines.

“Había estado durante el día con gente. Lo vieron por última vez alrededor de la 1 de la madrugada, deambulando por las calles del pueblo, en esos quiosquitos en los que acostumbraba comprar bebidas con alcohol. Era un personaje carismático del pueblo, tenía capacidades diferentes y era muy querido; pero según dijeron sus familiares tenía problemas con el alcohol”, explicó el Comisario Inspector, Sergio Elizondo, segundo jefe de la Unidad Regional Nº 5.

El comisario afirmó que probablemente el hombre había querido sentarse en uno de los costados del canal de agua y se cayó sin querer. Estaba atascado en una madera y lo encontró una persona que acostumbra regar las plantas los domingos, antes de la misa, alrededor de las 7:30.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *