Provinciales Sociedad

El paro nacional se siente fuerte en la capital puntana

No hay bancos, transporte ni clases, en adhesión a la huelga de la CGT.

Al igual que el resto de las ciudades del país, el paro nacional se siente hoy en la capital puntana, donde la principal complicación es movilizarse para aquellos que no cuenten con vehículos particulares. Los servicios más afectados por la medida de fuerza convocada por la CGT son el transporte público de pasajeros, las clases en las escuelas y en la UNSL (incluida la Escuela Normal Mixta), como también los bancos.
Si bien la huelga inició ayer al mediodía, con la confluencia de las asociaciones afiliadas a las tres CTA (Central de Trabajadores de la Argentina), la paralización tendrá más impacto durante esta jornada, en oposición a las políticas de ajuste del gobierno nacional y por la reapertura de las paritarias frenar los despidos y declarar la emergencia alimentaria en el país.
La Unión Tranviarios del Automotor (UTA), confirmó que el paro en la provincia será absoluto y que perjudicará a los usuarios de los servicios de larga distancia, interurbano y urbano. Pese a que las empresas anunciaron que pondrán a disposición servicios de emergencia, el interventor de ese gremio, Alberto Ayala, dijo que es poco probable que el cronograma se cumpla con normalidad, ya que unos 500 choferes de colectivo adhieren a la protesta.
“En 35 años que de experiencia que tengo en el sector, jamás vi que se cumplieran”, afirmó Ayala a El Diario de la República, en referencia a la falta de conductores para cubrir las frecuencias.

El área de Prensa de Transpuntano confirmó que habrá dos coches por línea, con excepción de la E1, que solo contará con una unidad, aunque efectivamente en primeras horas de esta mañana informaron  que la adhesión fue total de los chóferes y que por lo tanto no se cumple el servicio de emergencia.

Mientras que la Secretaría de Transporte de la provincia, informó que en el caso de los corredores con mayor demanda como San Luis-Juana Koslay y San Luis-La Punta, la espera en las paradas durante los horarios pico irán de los 15 a 25 minutos, mientras que en las horas más relajadas, las demoras llegarían a las 2 horas.

En los bancos, si bien funcionarán los cajeros automáticos para la extracción de dinero y realizar transacciones, no habrá atención en los mostradores ni escritorios.

Algo similar ocurrirá con la administración pública provincial, por lo que las oficinas estatales no funcionarán durante toda la jornada, con excepción de Anses, que confirmó que atenderá con normalidad en todas sus sedes de San Luis, Villa Mercedes y del interior.

Los agentes de la Salud pública tampoco pararán, pero sí participaron ayer de diferentes marchas, junto a otros gremios y asociaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *