Provinciales Sociedad

Este viernes abre la primera escuela técnica generativa

Está ubicada en Buena Esperanza y tendrá la especialización en Técnico en Producción Agropecuaria. Dictarán las mismas materias, pero con otra metodología de enseñanza. Ya hay 60 anotados y todavía continúan con las inscripciones

Este viernes a las 12, en Buena Esperanza abrirán las puertas de la primera escuela técnica generativa de la provincia, con la especialización en Técnico en Producción Agropecuaria. Los docentes ya trabajan en la adaptación curricular y aún continúa abierto el período de inscripción. Hasta el momento hay 60 preinscriptos, que son en su mayoría chicos de la zona interesados en la nueva propuesta escolar. “Casi todos los inscriptos son de Buena Esperanza, e incluso hemos recibido solicitudes de estudiantes de provincias vecinas, pero lamentablemente no pudimos anotarlos ya que no poseen domicilio en San Luis”, destacó Cecilia Neira, jefa del Área de Educación Técnico Profesional, sobre la gran convocatoria.

La funcionaria indicó que la estructura curricular será la misma que en otras escuelas técnicas, pero cambiará la metodología de enseñanza y las clases en el aula. Pero no supo precisar cómo abordarán los contenidos: “Hay un equipo de docentes trabajando en la adaptación de contenidos. Al ser una nueva metodología, están muy entusiasmados los profesores y también los alumnos. Será una escuela innovadora”, indicó. Las clases del ciclo básico (1°, 2° y 3° año) arrancarán ahora, en el último trimestre. El período de inscripción aún sigue vigente y puede hacerse desde el link que el Ministerio de Educación compartió en sus redes sociales.

En la provincia, la matrícula total de alumnos de escuelas técnicas este año es de 11.395, repartidos en 35 establecimientos. Muchos tienen los cupos completos y otros aún continúan inscribiendo aspirantes. Cuentan con dieciséis especialidades: Técnico en administración y gestión de las organizaciones; Técnico en aeronáutica; Técnico en producción agropecuaria; Técnico en comunicación multimedial; Técnico electromecánico; Técnico electrónico; Técnico en energías renovables; Técnico de industrias de procesos; Técnico químico; Técnico en informática profesional y personal; Técnico mecánico; Técnico en mecanización agropecuaria; Maestro mayor de obras; Técnico en sanidad ambiental; Técnico en tecnología de los alimentos y Técnico en servicios turísticos.

“Todas las escuelas técnicas, por estructura curricular, tienen siete años; lo que se busca es preparar a estos jóvenes para el mundo laboral. Algunas tienen talleres, materias integradas. A los chicos siempre les llama la atención el taller, es la vedette de la escuela técnica. Ya sea de electricidad, carpintería, electrónica. El que va a la técnica es porque realmente le apasiona y le gusta. A veces comienzan en una y hacen un cambio, o vuelven a una escuela tradicional porque se dan cuenta que la técnica no es lo de ellos, son siete años y mucha carga horaria. Pero los alumnos ven la posibilidad de volcar en la práctica lo que les gusta, por eso lo que más les atrae son los talleres y buscan pasar la mayor cantidad de horas allí”, explicó Neira.

Las escuelas técnicas tienen, a partir de 5° año y hasta finalizar la cursada en 7° año, prácticas profesionales. Eso también es un gran atractivo para los estudiantes, ya que experimentan de cerca el campo laboral. “Hacemos convenios con empresas de rubros relacionados con la especialización que tenga el establecimiento educativo. Las compañías buscan poder recibir a los chicos, ya que así también preparan a sus posibles futuros empleados. Muchos alumnos después quedan trabajando”, aseguró.
Hay 61 sedes de la escuela digital para adultos

Las escuelas públicas digitales para adultos también aportan al sistema educativo y hoy cuentan con 61 sedes en toda la provincia, según indicó Manuela Ferreira, jefa de programa del sistema, que depende de la ULP. La funcionaria indicó que este año egresaron cerca de mil alumnos.

El sistema para adultos tiene un par de particularidades. En primer lugar, los alumnos deben cumplir solamente con un promedio de 12 horas semanales presenciales. “Pueden ser cuatro horas por día, tres días seguidos, o dos días de seis horas cada uno”, puso como ejemplo. A través de  la computadora de cada alumno y una plataforma online pueden acceder en cualquier momento a las actividades, prácticos y evaluaciones que tienen que aprobar para finalizar el nivel.

A su vez tienen un docente guía que los acompaña y tutores virtuales que corrigen las actividades que van subiendo. “Si las aprueban, se los habilita para que puedan rendir y de esa forma van avanzando hasta que terminan con la currícula y pueden obtener el título”, detalló. La duración del curso depende de cada alumno. “En algunos casos es gente que no ha hecho casi nada del secundario y hace prácticamente todo con nosotros. En otros casos, les queda un año o dos”, detalló.

Las inscripciones están abiertas todo el año. Para hacerlo se pueden dirigir a las sedes presenciales. En San Luis capital están el tercer piso de la ex Casa de Gobierno, El Colegio Nº 36 y la Fundación Corazón de Búfalo, entre otros lugares. En Villa Mercedes, en la sede del Plan de Inclusión y la Escuela Nº 30 General Pedernera. En el interior también hay espacios en escuelas y salones municipales. También pueden llamar a la Autopista de la Información (44 52000) interno 6099, para dirigirse a la Secretaría Académica de la ULP o enviar un mail a epdadultos@ulp.edu.ar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *