Interes Provinciales

La inteligencia artificial y un robot asistirán a los doctores del Hospital Central

Será el único hospital del país que implemente este adelanto en medicina y uno de los pocos en utilizar máquinas de precisión para operar.

“Watson” será elemental para la asistencia en el diagnóstico de los pacientes que se atiendan en el nuevo Hospital Central de San Luis. Este sistema es una inteligencia artificial (IA) que trabaja sobre todo en el diagnóstico y desarrollo de tratamientos para enfermedades oncológicas. Otra tecnología de punta que ayudará a los médicos es el sistema “da Vinci” que es un robot cirujano con mando remoto. Ambos desarrollos tecnológicos se soportarán gracias a la infraestructura en internet por fibra óptica de más de un gigabyte de velocidad que posee la Provincia.

El jefe del Programa Gobierno Digital, Cristian Cano, investigó mucho qué es “Watson” y cómo funciona. “Es una inteligencia artificial que está en la nube, es decir que uno ingresa a ella a través de una página web con una contraseña. El concepto de IA es un poco complejo, pero básicamente es cuando una máquina imita las funciones cognitivas de los humanos, por ejemplo, aprender a resolver problemas, interpretar las conversaciones y responder”, explicó.

Todo esto fue desarrollado por la empresa estadounidense IBM. “Es una súper computadora que sirve para muchas cosas, pero uno de los desarrollos más importantes que ha logrado es en el campo de la salud. ‘Watson’ fue aplicado a la investigación de tratamientos para la cura del cáncer, es lo que se llama ‘Watson Oncology'”, expresó.

Cano detalló que esta inteligencia artificial “recoge y analiza las historias clínicas de más de un millón y medio de pacientes y de dos millones de páginas de artículos académicos que están homologados por el sistema, todo lo que está ahí fue avalado con el máximo rigor científico y supervisado por uno de los centros de cáncer más importantes de mundo, el ‘Memorial Sloan Kettering Cancer Center’, una institución de investigación y tratamiento del cáncer en la ciudad de Nueva York”.

Manifestó que “Watson” recopila toda esa información, la analiza y la devuelve en segundos. “El oncólogo carga todos los datos del paciente y si necesita más información la IA hace más preguntas para dar una respuesta. No es un formulario estático, lo que pide no es siempre lo mismo, sino que varía dependiendo de la información que se le cargue. No tiene preguntas predeterminadas, sino que interpreta y analiza lo que se le pone y pregunta en consecuencia para dar respuesta al problema que se le está planteando. Luego envía sugerencias. Por supuesto no reemplaza al médico, es una herramienta más que lo apoya, sugiere esquemas terapéuticos según el caso, con lo que mejora la calidad de atención al paciente”, indicó.

El otro sistema que complementará la pata tecnológica del hospital es el robot “da Vinci”. Cano aseguró que hay uno o dos en el país y aunque no es tan experto en este aparato como lo es en “Watson”, explicó que es la última evolución en cirugía mínimamente invasiva. Con “da Vinci” el cirujano no opera con sus manos, sino manipulando un robot a distancia, sentado en una consola instalada en el quirófano. “El sistema emula y mejora los movimientos, los cortes y las extracciones, lo hace con precisión microscópica”, señaló. Se usa sobre todo en especialidades como urología, cirugía general y ginecología oncológica.

Sergio Escudero, gerente de Ingeniería de la Autopista de la Información, aseguró que “todo el hospital va a tener un anillo de fibra óptica interna en todos sus pisos para tener alta velocidad de conexión. A su vez se va a conectar a la red de la Autopista, a través de caminos disjuntos para tener asegurada una alta conectividad que es por encima del gigabyte por segundo. Esto permitirá una alta tasa de transferencia, ya sea para transmisión de imágenes, de información en general, como para el uso de la telefonía, videoconferencias y todos los servicios que va a prestar y a contar el hospital”.

Además soportará “estos servicios muy innovadores que ayudarán a los médicos a ser más asertivos en el diagnóstico de los pacientes, como así también la parte robotizada, siempre operada por los profesionales. Para todo esto el pilar de la conectividad va a estar a la altura de las circunstancias, como cualquier lugar con las mejores prestaciones para dar soporte a todo este abanico de servicios”, concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *