Provinciales

La comunicación atraviesa una crisis gigantesca

Los medios en tiempos digitales. Los periodistas Ceferino Reato y Luis Rosales trataron de desenmarañar la realidad actual de la comunicación argentina.

En un mano a mano con El Diario de la República, los periodistas Ceferino Reato y Luis Rosales trataron de desenmarañar la realidad actual de la comunicación argentina, en  su paso por San Luis, donde participaron de un coloquio sobre “Comunicación en tiempos digitales”, organizado por la Universidad Católica de Cuyo.

Tanto Reato como Rosales tienen espacios de aire en la televisión actual y si en algo coincidieron es que la comunicación en general se encuentra en crisis por la digitalización de todos los procesos.

“Hay una crisis enorme que la estamos viviendo y no la podés sistematizar ni analizar porque somos parte de esa crisis. Hay una crisis gigantesca en los pasillos de todos los medios, sobre todo de los programas de entretenimiento televisivos, que eran el fuerte de la televisión. El rating está bajando de forma peligrosísima, lo estamos viendo con Tinelli que larga producciones carísimas y las audiencias no responden”, advirtió Luis Rosales, periodista de América 24 y radio La Red, quien remarcó que la industria del entretenimiento televisión masivo está en tela de juicio, volviéndose un producto de nicho.

Para el escritor y periodista Ceferino Reato, actual editor ejecutivo de la Revista Fortuna y panelista del programa televisivo Intratables, atravesamos un momento donde la profesión esta toda en discusión. Remarca que se dan nuevas posibilidades y potencialidades, pero en un “terreno muy pantanoso” y de mucho cambio. “Antes estaba el diario nada más y ahora hay muchos medios, pero que sin el diario no existirían porque todos se alimentan del periodismo clásico, que a su vez tiene que reinventarse día a día y no se sabe bien qué es lo que le interesa  a la gente y cómo se subvenciona todo esto. Muchas empresas periodísticas juntan sus redacciones digitales con las del papel, después las vuelven a separar, después las especializan, porque realmente no se sabe bien cómo proceder”.

Rosales cuenta su experiencia diaria: “Estoy todas las mañanas en la radio, en una mesa con varios periodistas y especialistas y qué cosa hay siempre en la mesa: diarios. Los diarios de papel ya a esa hora están un poco desactualizados, pero son más profundos en sus análisis, porque esa noticia que la tenemos en la mesa ya la dimos en A24 a la noche. O sea, el diario de papel inspira a la radio, que a su vez es la fuente de un montón de posteos de redes sociales que posteriormente alimentan a la televisión de la tarde y que termina debatiéndolo en Intratables a la noche”.

Reato además sumó otro tema en conflicto: el financiamiento. “La sustentabilidad actual es compleja, antes sabías cómo obtenerla, sabías cuáles eran las reglas de la publicidad. Ahora es más complicado porque los usuarios no quieren pagar nada, están acostumbrados a que todo sea gratis. Pero al mismo tiempo los productos de calidad se pagan. Creo que para el periodismo de calidad siempre va a haber oportunidades, que es lo que llamo el ‘periodismo de nicho’, yo edito la revista económica Fortuna y a nosotros nos va excelentemente bien, tenemos mucho más ingresos publicitarios que hace tres años y tenemos un público muy chiquito. Pero hemos encontrado nuestro lugar”.

Otro rubro que no escapa a los sacudones de la digitalización de la comunicación es la literatura. Con varios libros a cuesta (Operación Traviata, Disposición Final o Doce Noches, los más conocidos) Reato sostiene que Netflix desplaza la lectura y las ventas de libros caen. “Es por los cambios de hábitos, ver películas y series es menos esfuerzo. Leer al principio te causa un esfuerzo, pero después una enorme felicidad, aunque ahora se ve que en las mismas personas de los mismos círculos que antes se vanagloriaban por leer ahora lo hacen por ver series. Antes el comentario era el último libro que habías leído y era una conversación elevada. Ahora si vos querés elevar la conversación tenés que decir la última serie de Netflix que viste y si es medio exótica mejor”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *