Nacionales Policiales Provinciales

Habló la mama de Sheila Ayala: afirmó que los tíos la mataron por “celos”

Yanina comentó que Leonela Ayala, tía de la menor, envidiaba a su hija porque “siempre llegaba a la casa de su padre con ropa y cosas nuevas que ella no podía darle a sus hijos”, y que por eso la mató.

Yanina, la mamá de Sheila, la nena que apareció asesinada el jueves pasado en San Miguel, planteó la posibilidad de que el crimen haya sido por los “celos” que le provocaba a sus tíos las mejores condiciones de vida de la menor.

Según la madre de la víctima, Leonela Ayala, la tía de Sheila que está detenida por el asesinato, le tenía “celos” a la nena porque siempre llegaba a la casa de su padre “con ropas nuevas y cosas que ella no podía darle a sus propios hijos”.

Leonela declaró ante el fiscal este domingo, luego de dar a luz a su quinto hijo, y cambió la confesión inicial que realizó ante la Policía, donde se hacía responsable del asesinato. Ahora sostiene que fue su esposo, Fabián González Rojas, quien mató a la nena y que no se encontraba allí en el momento del brutal desenlace.

“Ella estuvo en todo momento con su marido. La tía no se puede desligar del crimen”, expresó, desconfiada Yanina,  y agregó que “la mujer detenida es una ´cínica`, por haber salido en la televisión, junto a González, como acongojada por la desaparición de la niña”.

Además volvió a remarcar la ineficacia de la Policía que “tardó demasiado en encontrar el cuerpo de su hija, cuando llevaba varios días muerta” y, en referencia a los principales sospechosos, finalizó:  “Si hay un Dios justo, la van a pagar”.

Sheila desapareció el 14 de octubre en el barrio Trujui y su cuerpo fue encontrado el jueves pasado, en un sector en el que se arrojan residuos del predio tomado en el que vivía con su padre.

Por el hecho fueron detenidos Leonela Ayala, de 25 años y hermana del padre de la niña, y su esposo, González Rojas, de 24, quienes en una primera declaración ante la Policía sostuvieron que “se habían pasado de alcohol” antes de cometer el asesinato.

Si bien González se negó a declarar ante el fiscal del caso, Gonzálo Carracedo, Ayala lo hizo desde el hospital en el que se encuentra internada con su hijo recién nacido y se declaró inocente, al contrario de su confesión inicial que carece de validez pero llena de dudas a la fiscalía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *