Provinciales

Granizo del tamaño de naranjas dejó severos daños en Tilisarao

La localidad se quedó sin luz eléctrica por unas horas, la terminal se inundó y hay destrozos en la mayoría de las viviendas. El temporal sorprendió pasadas las 19:30.

“El tamaño de la piedra fue tan descomunal como los destrozos que causó. La gente de acá no vio nunca algo así”, sentenció el intendente de Tilisarao, Jorge Fernández, sobre la manga de granizo del tamaño de naranjas que azotó el pueblo esta tarde. El temporal sorprendió a los vecinos pasadas las 19:30 y duró apenas unos cinco minutos, suficientes para dejar a la terminal inundada, a la localidad entera sin luz eléctrica y daños en la mayoría de los edificios y viviendas.

Varias cuadrillas municipales, junto a bomberos y policías, recorrieron el pueblo para evaluar daños y asistir a personas que puedan haber sufrido daños considerables en sus casas. “En la mía la piedra rompió el tanque de agua y casi todos los vidrios”, ejemplificó Fernández, quien confirmó que pasadas las 21 las cuadrillas de Edesal pudieron restablecer el suministro de energía.

El intendente refirió que la tormenta duró apenas minutos y que casi no cayó agua. “Tampoco hubo tanto viento, pero se ve que el granizo cortó algunos cables no de electricidad pero sí de teléfono y cable”, refirió.

“El edificio de la terminal se anegó más que nada por la obstrucción de la canaletas de desagüe, y peligra parte del cielo raso”, sumó la fuente. “En la guardia del hospital me informaron que tuvieron que suturar a tres o cuatros vecinos a los que el temporal agarró en la calle. Incluso algunos se cortaron con vidrio luego de que les estallara el parabrisas de sus autos”, reflejó.

Poco antes de las once de la noche, el cielo aún estaba cubierto de nubes y con algunos relámpagos, comentó el intendente. A las 17:30, el Servicio Meteorológico Nacional había lanzado un alerta por tormentas fuertes con posible caída de granizo para San Luis y otras seis provincial. Incluso advertía que algunas tormentas podían ser severas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *