Provinciales Sociedad

Aseguran que el Hospital Escuela estará listo en enero del 2019

La obra tiene más del 80% de avance y solo quedan trabajos de terminación y del sistema de filtros.

Hace más de un año que el emblemático edificio que se levanta sobre la calle Urquiza, entre Belgrano y Balcarce, empezó a cambiar su color y su fisonomía. Un blanco reluciente se apoderó de las paredes que solían albergar las oficinas del Centro Cívico, de otras dependencias públicas y, en algún momento, las aulas de la Universidad Nacional de Villa Mercedes (UNViMe). Los trabajos para remodelar el espacio y convertirlo en un moderno Hospital Escuela ya tienen más del 80% de avance y estarían listos en enero de 2019.

Cristian Rasmussen, jefe del Programa “Obras de Arquitectura” del Ministerio de Obras Públicas e Infraestructura, aseguró que las tareas “avanzan según lo previsto y sin contratiempos”. Solo restan para los dos últimos meses del año “algunos trabajos de terminación, como pinturas y colocación de pisos vinílicos, más la instalación de los módulos de gases medicinales, con un sistema de climatización central que tiene los filtrados técnicos que no permiten que los virus intrahospitalarios circulen”, detalló.

Las primeras intervenciones de los obreros de una Unión Temporal de Empresas (UTE) entre Semi SA y Luma SA arrancaron el 1º de agosto del año pasado. Desde ese momento, contaban con un lapso de 540 días para finalizar.

El funcionario explicó que al tratarse de un centro cívico, el inmueble tenía ya algunas características que facilitaron su conversión. “La construcción pertenece a un movimiento arquitectónico racionalista, que para la época era moderno. Por lo que con pequeñas intervenciones se le dio una nueva cara, pero sigue teniendo la misma personalidad. Tiene espacios grandes y es perfectamente adaptable a un centro de salud, sobre todo por su ubicación estratégica que es muy accesible y reconocible para los ciudadanos”, explicó.

El Hospital Escuela es una de las pocas obras que restan por inaugurar de las muchas que realizó el Gobierno de la Provincia en el área de la salud en el último tiempo. El Estado invirtió $119.797.046,95 para transformar el recinto y se basó en los estándares y normativas del Programa Nacional de Garantía de Calidad de la Atención Médica, más otros parámetros internacionales. Además, Rasumssen destacó que el lugar contará con “la conectividad 3.0, que caracteriza a las obras de San Luis”.

El lugar dispondrá de cuatro niveles y todos serán aprovechados. El subsuelo se utilizará para el área de esterilización y el lavado de los carros. En la planta baja estará el sector administrativo, con doce consultorios externos, tres dedicados a la guardia y tres salas de shock room.

En el primer piso funcionarán nueve salas de terapia intensiva más una que estará aislada para casos especiales, y dos quirófanos. En la segunda planta ubicarán 45 camas de internación para los pacientes, con la más avanzada tecnología hospitalaria.

Entre el primer y el segundo nivel, además, se repartirán cinco aulas y un auditorio para la formación de estudiantes de medicina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *