Politica Provinciales

Hugo “Pipo” Rossi asumió el mando de la Unión Cívica Radical

Las autoridades fueron elegidas en elecciones internas, tras siete años de listas por consenso.

La renovación iba de la mano de las nuevas baldosas color crema, las paredes blancas recientemente pintadas y escudos plásticos más que de la edad. El promedio de asistentes a la asunción este viernes de las autoridades partidarias de la Unión Cívica Radical en San Luis era de los 45 años para arriba. Apenas un puñado de jóvenes dijeron presente al acto, en el que además se reinauguró la sede, ubicada en calle 9 de Julio de la capital. El ala más tradicional con Hugo “Pipo” Rossi como presidente, tomó las riendas del partido tras imponerse en las internas a Claudia Rocha,  más en sintonía con las políticas del gobierno nacional. Hace siete años que el partido en San Luis presentaba listas por consenso.

Al menos la primera media hora, a partir de las 20, cuando estaba programado el acto, la impresión era que el público alcanzaría para el salón “Juan Carlos Funes”. En ese momento no había más de ochenta asistentes. Jorge Lucero, a cargo de la oficina provincial del Ente Nacional de Comunicaciones y que asumió como delegado de la Convención Nacional del partido, saludaba a las personas que llegaban. José Riccardo, presidente saliente y actual diputado nacional, media hora antes había cortado la cinta por la remodelación de la Casa Radical. El logo clásico, pintado en la pared, había sido reemplazado por un círculo rojo, con letras negras con las siglas del partido.

Dirigentes como Germán Arias, ex rector de la UNSL y líder del GEN; y Juan Castillo y Héctor Urquiza delegados de la Agencia Territorial y el PAMI, respectivamente llegaron temprano a la ceremonia. Luego lo hicieron Walter Ceballos, Jorge “Pupa” Agundez y más dirigentes “de la vieja guardia”. También quienes habían perdido la pulseada en la interna, como Rocha y el diputado provincial Alejandro Cacace.

No faltó  Claudio Poggi, senador nacional por Avanzar y Cambiemos: y tampoco Enrique Ponce, intendente de la ciudad. A las 20:40 ambos políticos se sentaron en primera fila, acompañados de Riccardo.

De a uno,  el locutor comenzó a enumerar toda la renovación de los cargos, que tenía como principal atractivo la asunción de Rossi, quien reemplazó a Riccardo como titular del partido. En la mesa principal no sólo se sentaron ellos. También llegó, casi sobre el comienzo del acto, Miguel Postiguillo, intendente de Santa Rosa del Conlara, quien asumía uno de los cargos partidarios. En ese momento, la concurrencia casi se había duplicado. Poggi estaba acompañado por Guillermo Araujo, concejal de la ciudad de su partido. Ponce por Enrique Picco, secretario de Infraestructura y otros funcionarios municipales.

Tony Lorenzo no estuvo presente, pero sí Paty Farabelli. “La UCR ha logrado que se respete su vida interna. Es un activo que le queda. Una jurisprudencia muy importante”, remarcó.

Un locutor leyó las cartas que enviaron diversos dirigentes que saludaban a la nueva gestión. Entre ellos Alfredo Cornejo, gobernador de Mendoza y presidente a nivel nacional del partido, quien justificó su ausencia por un congreso del partido en la provincia vecina. Cornejo dejó entrever en su misiva los tironazos que vive actualmente el radicalismo en  su búsqueda de mayor representación en el gobierno nacional y en contra del ajuste  que aplica Mauricio Macri. También se leyeron salutaciones de Ricardo Alfonsín, hijo del presidente radical, y a nivel local “Charly” Pereira, referente del PRO y cargo de ANSeS San Luis.

Respeto y discusiones

Tanto Riccardo como Rossi tomaron el atril. “Esto marca cualitativamente la voluntad política de nuestro partido, nuestra tradición interna, que ha transitado la Unión Cívica Radical, con absoluta normalidad, como un verdadero ejemplo cívico y de madurez política”, inició Riccardo.

El ex rector de la UNSL felicitó a “Pipo”, quien encabezó la lista ganadora “Radicales Unidos”. “Lo respeto y admiro mucho por su militancia; y lo admiro más por su predisposición colaborativa, no exenta de fuertes discusiones, pero con un enorme respeto y caballerosidad que nos ha enriquecido”, afirmó.  El poder de síntesis no caracteriza a Riccardo. Una humilde batucada, de no más de dos tambores y unos redoblantes, comenzaba a apurar al interlocutor con gritos como “Pipo Presidente”.

Rossi y un frente opositor

“La fiesta de recambio de autoridades de la Unión Cívica Radical, tiene ese carácter  litúrgico. Marca la continuidad de un partido político, de una organización que perdura. Son 127 años de historia en la política argentina”, comenzó Rossi. Su discurso iba a estar signado por la recuperación de los “valores” y referentes históricos como Raúl Alfonsín y Ricardo Balbín.

Aunque no lo dijera explícitamente, su alocución abogó por la recuperación de la identidad como partido, debilitada desde la alianza con el PRO por las medidas antipopulares como el tarifazo. También por la consecuente falta de representación en los altos cargos, en los últimos días reforzada con las designaciones en el Consejo de la Magistratura.

“La democracia la practicamos hacia adentro. Y hoy somos el único partido de la República Argentina, que ha legitimado a sus autoridades a través del voto de los afiliados. Muchas veces peleamos, discutimos,  pero tenemos ese compromiso permanente grabado en nuestro ADN, que nos han dejado los hombres que allá por 1892 fundaron la UCR”, continuó.

“Acá estamos parados como sucesores de la reforma universitaria, de la nacionalización y creación de YPF. Somos las primeras leyes laborales sancionadas por Yrigoyen, como la jornada de ocho horas, las leyes del divorcio vincular y la patria potestad compartida de Raúl Alfonsín. Somos la no violencia y el rechazo a las dictaduras militares. Somos el juicio a las juntas y el Nunca Más. Miren si no tenemos cosas para custodiar, para enorgullecernos los radicales”, enumeró, en uno de los pasajes más aplaudidos.

“Como decía Moisés Leven-sohn, tenemos que tener doctrina para que nos crean y conducta para que nos sigan. Ése es el camino que tenemos que tener para adelante”, recordó.

Rossi reconoció a los dirigentes de otros partidos que invitó y  dijo que apuntarán a llegar al gobierno provincial a través de las urnas en el 2019.

“Sin egos, ni personalismos, quiero que nos entreguemos por entero a esa tarea”, afirmó ante el aplauso de sus correligionarios. Finalizado su discurso, el acto también concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *