Provinciales

Lluvia, viento y piedra provocaron daños en Potrero, Juana Koslay y San Luis

Cayó el frente del polideportivo mientras los chicos practicaban deporte en la localidad serrana. En la capital puntana: árboles, cables y postes en el piso.

Poco después de las 18, se cumplió la advertencia emitida por el Servicio Meteorológico Nacional y la Red de Estaciones Meteorológicas (REM) para la provincia. En la tarde del jueves, desembarcaron tormentas con abundante caída de agua, acompañadas de granizo y viento.

San Luis, Juana Koslay y Potrero de los Funes fueron afectadas por el temporal. “Cayó todo el frente del polideportivo, incluida una parte del techo. Había chicos practicando deportes, pero ninguno sufrió heridas. Fue un milagro”, aseguró el intendente de Potrero, Daniel Orlando. Y agregó que el viento, muy fuerte, también derribó árboles en la ciudad. Empleados municipales y bomberos voluntarios trabajaron codo a codo para intentar que todo volviera a la normalidad en la localidad serrana.

(El polideportivo de Potrero fue arrasado por el viento)

El comisario general Pablo Álvarez, a cargo de la subjefatura de la Policía de San Luis, informó que el intendente de Potrero “convocó al comité de crisis por la crecida de los ríos” y que el jefe de la Comisaria Nº 33, subcomisario José Ernesto Casella, se sumó a las tareas porque es uno de los integrantes.

En la capital puntana, la Defensa Civil de la Municipalidad de San Luis y el cuartel de Bomberos Voluntarios formaban ocho dotaciones que acudían ante los llamados de los vecinos. “Hay muchísimos árboles y cables caídos. También algunos postes de luz”, informó Juan Ramírez, al frente de Defensa Civil y de los Voluntarios.

Cuando Ramírez habló con El Diario, las dotaciones recorrían el Barrio 208 (cercano al Amep), el centro y la zona del aeropuerto. Antes debieron auxiliar a tres conductores en la Ruta 3 y a dos en la Ruta 147: “Los sacamos de los vehículos porque el agua los arrastraba”, contó el funcionario.

 

Al jefe de San Luis Solidario, Ignacio Muñoz, la lluvia y el granizo lo encontraron expectante porque había recibido el alerta meteorológico. “Estamos recibiendo llamados de distintos lugares, como Potrero, Estancia Grande y San Luis. Llovió mucho en poco tiempo y, por ahora, los daños son ramas y cables caídos”, dijo.

La excepción era en algunas viviendas precarias próximas al barrio Tibiletti de la capital. Allí los brigadistas ayudaban a los vecinos con los techos. San Luis Solidario tenía trabajo especialmente en “la periferia” de la capital durante los primeros minutos de la lluvia torrencial.

En Juana Koslay llovió durante unos 25 minutos, alrededor de las 18:30. “Cayó muchísima agua y granizo pequeño en poco tiempo. Durante dos horas la luz estuvo cortada en Las Chacras y Cruz de Piedra”, dijo Jorge “Toti” Videla, el intendente de la ciudad.

Videla detalló que no hubo evacuados, aunque tuvieron que ayudar a unos vecinos en Punta de los Venados, frente a la estación de servicios, porque el agua había entrado en tres viviendas. Los otros rastros de la tormenta fueron ramas, árboles y postes de teléfono desprendidos.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *