Interes Provinciales

Feria de Productores: en 2018, 45 mil personas la visitaron

Cerrarán el año con 800 productores inscriptos. Invitaron a que se sumen más para poder aumentar la periodicidad de los encuentros el próximo año.

Se termina el año y comienzan los balances. La feria de Pequeños y Medianos Productores tuvo el suyo y fue muy positivo. Este sábado a partir de las 11 de la mañana en el Paseo de las Colectividades ubicado en el ala sur del Parque de las Naciones, en la ciudad de San Luis, abrió sus puertas para realizar el último encuentro de 2018, que terminó con un saldo de participación de 800 productores de toda la provincia y alrededor de 45 mil personas que pudieron acceder a alimentos frescos a un precio módico.

La primera feria se hizo en mayo. 180 productores acompañaron, en ese momento, la incipiente iniciativa que tenía un claro objetivo: cerrar el ciclo productivo proporcionándoles un espacio de venta sin intermediarios. A lo largo del año en Villa Mercedes y San Luis que hicieron nueve encuentros. En los inicios los hacían una vez por mes, pero por el aumento en la cantidad de productores que participaron, pasaron a hacerse cada 15 días.

El flamante ministro de Turismo y Parques, Sergio Tamayo, aseguró que en cada encuentro, tanto en el parque Río Quinto como en el de la ciudad capital, «hubo una afluencia de alrededor de 5.000 personas por cada feria». Agregó que para cada encuentro de productores, «refuerzan la seguridad y las tareas de limpieza, que se hacen de manera permanente para que se vea prolijo».

Al parecer el secreto del éxito está en el trabajo interdisciplinario que realizan las distintas áreas del Ministerio de Producción. El Diario estuvo en la feria y habló con los funcionarios que representan a cada uno de los eslabones en la cadena de producción. «La feria es la vidriera del trabajo que hacemos, que viene desde el campo hasta la venta de los productos, que se ven reflejados en los encuentros», aseguró Eugenia Cantaloube quien está a cargo de la jefatura del Programa Industria y Agroindustria, como una manera de mostrar la asistencia que le brindan a los productores, a los que además invitan a que se animen a participar, ya que el único requisito es que los productos sean hechos en San Luis. «En un día de feria los productores venden lo que producen en un mes», agregó sobre el beneficio que reciben los trabajadores independientes.

El ministerio busca vincular a todos los actores de la cadena productiva. «Generamos un círculo virtuoso. En ferias anteriores nos visitaron proveedores de frascos o etiquetas que finalmente terminaron en la compra comunitaria con bajos costos. Otro ejemplo fue el de un productor de durazno de Nogolí que tiene producción ociosa y que le venderá a un fabricante de dulces», explicó Juan Lavandeira, jefe del  Programa Frutihortícola, sobre cómo funciona la red social que contiene a los que menos tienen.  Cantaloube agregó que entre los anhelos que persigue el organismo está el de «hacer que los productores de San Luis crezcan y fortalecer la comercialización», como una de las herramientas fundamentales.

Los puesteros que se anotan están exentos de pagar el espacio y quienes no tienen, se les provee un gazebo. Además a quienes estén alejados de los lugares donde se realiza el encuentro, los trasladan junto con la mercadería que elaboran. Martín Rodríguez es el jefe de Producción Agropecuaria y Arraigo Rural. El hombre que conoce de las vicisitudes del primer eslabón de la cadena productiva analizó: «El mayor inconveniente que tienen los pequeños y medianos productores es que por encontrarse lejos de los principales centros urbanos y la baja escala, la comercialización es muy difícil. Con estos espacios eliminamos el inconveniente y además acercamos a los consumidores productos regionales, lo que fortalece el rubro».

Facundo Ruiz, uno de los organizadores y jefe del Programa Valor Agregado, explicó que para la seguridad de los consumidores los controles que tienen los alimentos que se venden en San Luis y en Villa Mercedes. «Antes de que lleguen a la feria realizamos la inspección fitosanitaria que está a cargo de bromatología y de la ex Cosafi. Luego, el día en el que se hacen los encuentros, un equipo sanitario se encarga de la fiscalización de los lotes habilitados previamente», dijo. Y agregó que también realizan un trabajo similar con los precios que se ofrecen al público, que están medidos según lo que indica el mercado. Los productores se manejan dentro de un reglamento en el que principalmente se establece que no pueden comercializar productos de reventa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *