Nacionales Provinciales

Buenos Aires: una mujer fue violentamente golpeada por un desconocido

Como consecuencia Natalia De Magistra tiene lesiones en el rostro, politraumatismo de cráneo y fracturada una costilla, además de tener varias fisuradas. Según la Policía, el mismo hombre habría atacado a más mujeres esa misma noche.

Una mujer fue violentamente agredida a golpes de puño y puntapiés por un desconocido, quien le provocó lesiones en el rostro, traumatismos en el cráneo, y le quebró una costilla, además de varias fisuradas. Sucedió en el barrio porteño de Caballito en la madrugada del pasado sábado, aunque se dio a conocer recién este viernes. Tras diligencias policiales, los investigadores determinaron que en la misma noche el hombre habría agredido a otras mujeres.

Natalia De Magistra, médica cirujana, se dirigía a su auto luego de una cena con amigos. Pero no logró llegar al vehículo. Según explicó en un medio local, “de la nada” apareció una persona que sin mediar palabra comenzó a golpearla.

 

«Venía por la vereda mirando el piso, una sombra apareció y me golpeó. El primer impacto fue de frente y me desvanecí, creo que el primero fue en la boca. Pero no fue uno solo. Me agarró de los pelos, me pegó rodillazos, caí al piso y me siguió pateando. Me dio con ganas”, relató De Magistra y continuó: “Estuve ocho horas inconsciente”.

El agresor no le robó nada: solo la golpeó, la abandonó dejándola inconsciente y escapó. Tras la agresión, la médica fue socorrida por una mujer que ocasionalmente pasaba por el lugar y llamó al SAME. Fue trasladad en una ambulancia a un nosocomio de la zona, donde permaneció internada todo el fin de semana.

Luego de ser dada de alta radicó la correspondiente denuncia, aunque hasta el momento no se han encontrado indicios de quién puede ser el atacante.

«Se hizo la denuncia, una declaratoria en la clínica, después fuimos a la comisaría, y ahora los papeles pasarán a la fiscalía. Estamos esperando una respuesta y que esto se empiece a mover para dar con el agresor», señaló la cirujana. Sin embargo, nadie salió a ayudarla. “No tuve ninguna comunicación a nivel político o institucional», lamentó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *