Provinciales

La magia de los reyes llenó de alegría a cientos de niños y niñas

Tres integrantes del Plan Solidario cumplieron con el rito de entregarles un regalo a cada uno.

Cientos de chicos y chicas cumplieron anoche el sueño de conocer a los Reyes Magos y recibieron, de sus propias manos, un regalo en el acto que organizó el Ministerio de Turismo y Parques en el Anfiteatro de la Plaza del Cerro. A las 21:25, el locutor dio comienzo a la cuenta regresiva mientras los niños y niñas empezaban a gritar y a agolparse contra el escenario para que Melchor, Gaspar y Baltazar apuraran el paso y bajaran con sus bolsas llenas de autos, camiones, muñecas y otros tantos juguetes.

Mientras los chicos estiraban los brazos para recibirlos, Mario Areco, Ariel Brovarone y José Urtubia —todos integrantes del Plan Solidario—, ataviados como aquellos reyes que llegaron a saludar a Jesús en aquel portal de Belén, repitieron el rito de entregarles a todos un presente que inmediatamente generó una sonrisa y caras de asombro en muchos de ellos, que no podían creer que esas imágenes que vieron tantas veces en fotografías y dibujos estaban justo frente a ellos.

La fiesta comenzó cuando todavía el sol se mostraba impiadoso al final de la tarde, y allí fue el turno de las academias de danza y zumba Madness y Free Life que llenaron de movimientos, música, ejercicio y gritos al por mayor. Primero lo hicieron las más chiquitas con el free style infantil, después fueron las adolescentes con danzas árabes y, para el final, las profesoras y todas las alumnas coparon el escenario para bailar sin parar hasta que se fue el sol. Sus movimientos fueron tan contagiosos que los hermanos, tíos, primos y hasta los padres se animaron a mover el cuerpo al ritmo infernal que entregaban las profesoras.

Cuando se fue el sol y los ánimos bajaban el ritmo, apareció la murga Zarité que se armó en el Parque de las Naciones con adolescentes de los barrios del este de la ciudad, que ahora acompaña a todos los eventos de Turismo y Parques. Sus cuatro tambores, dos redoblantes y cuatro bailarines desplegaron ritmo de candombe, movimientos típicos de cuerpos que se quiebran y se despidieron tirando llamas de fuego por la boca.

Alejandra Verveke, jefa del Subprograma Planificación de Circuito Turístico, estuvo a cargo de la organización del evento y comentó que “la idea era que los reyes les trajeran alegría a todos los chicos que se acercaron hasta la Plaza del Cerro”. Mientras corría de una punta a la otra del escenario para cuidar que todo saliera como estaba planificado, contó que “alrededor de cincuenta integrantes del Plan Solidario trabajaron para el evento en diferentes tareas, como en la limpieza del anfiteatro, pintando todas las instalaciones, además colaboraron en el armado del escenario y la confección de los trajes de los reyes. Y otras cincuenta personas del Ministerio de Turismo participaron del resto de las tareas de la organización”.

Verveke destacó que “para mí lo fundamental era que no se perdiera esa magia que generan los Reyes Magos que, para nuestra infancia, era tan importante y nos daba una emoción tan grande recibir un regalo de ellos. Siempre, de chicos hemos, esperado ansiosos la llegada de los reyes en nuestras casas junto con nuestros padres que nos enseñaban a poner los zapatos para que dejen allí sus regalos. Por eso, hicimos esta bajada de los reyes porque el terreno se presta para eso”. Y después de ayudar a los magos a entregar los cientos de juguetes, durante toda la tarde, dijo que “lo importante es que los chicos sigan creyendo en la magia de los reyes, eso es lo que nos importa”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *