Nacionales Policiales Provinciales

Asesinaron a una mujer en Buenos Aires: investigan si fue femicidio o intento de robo

Silvia Pereyra de 59 años fue apuñalada en su vivienda. Su agresor no le robó ni forzó ninguna entrada a la casa, por lo que los investigadores determinaron que fue un conocido de la víctima.

Silvia Pereyra, una peluquera de 59 años, fue asesinada a puñaladas en su vivienda de la localidad bonaerense de Chacabuco . Investigan si se trató de un femicidio o un intento de robo, según informaron  este domingo fuentes judiciales y policiales.

Los investigadores no descartan ninguna hipótesis, entre ellas la de un femicidio o un intento de abuso sexual, aunque en principio no había signos que indicaran esta última versión. Otra línea investigativa apunta a que Pereyra pudo haber sido víctima de un asalto y que reconoció al delincuente, que la mató y escapó sin llevarse ningún elemento de valor.

El hecho ocurrió este sábado en, una zona de calles de tierra, casas bajas y algunos descampados, en el barrio Ubaldo Martínez. Fuentes judiciales y policiales informaron que la víctima intercambiaba mensajes por WhatsApp con su hija de 31 años hasta que alrededor de las 11 dejó de contestar.

Ante esa situación, la hija se dirigió a la casa de su madre y una hora después la encontró tirada en el piso de la cocina, sobre manchas de sangre.  Según las fuentes, los médicos que revisaron el cadáver constataron que Pereyra presentaba al menos tres heridas de arma blanca en la espalda y el pecho que le causaron la muerte en el lugar.

En tanto, personal policial de la Estación Comunal Chacabuco y de la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI) de Junín demoraron por la tarde  en la vía pública a un hombre de 60 años que había sido visto merodeando la vivienda de la víctima.

Según uno de los testimonios recogidos por los efectivos, esta persona habría llegado a ingresar a la casa de la mujer momentos antes de que se escucharan unos gritos, presuntamente de la víctima, y se retiró del lugar en una bicicleta negra, en la que se lo localizó a unas 25 cuadras de la escena del crimen.

Sin embargo, las fuentes judiciales explicaron luego de allanarle el domicilio, tomarle muestras de sangre y practicarle una revisión médica, este sospechoso fue liberado por falta de pruebas.

Por su parte, los peritos de Policía Científica buscaban huellas y otros rastros en el lugar del homicidio que permitan identificar al asesino.

 

Télam

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *