Interes Provinciales

Venezolanos en San Luis piden una salida democrática de la crisis

Afirman que las últimas elecciones estuvieron condicionadas por Maduro y señalan que la  situación socioeconómica es muy mala.

La incertidumbre política e institucional reina en Venezuela. Los acontecimientos se aceleraron sobre todo luego del juramento del presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, al cargo de primer mandatario interino de la República Bolivariana de Venezuela. La comunidad venezolana en San Luis —en los últimos años llegaron a la provincia cientos de personas del país caribeño— ve con satisfacción la posibilidad de que su país vaya a los comicios para elegir nuevamente un presidente, ya que afirman que las elecciones que se celebraron en mayo del año pasado estuvieron “totalmente” condicionadas por el oficialismo de Nicolás Maduro.

Cada vez son más los venezolanos que migran hacia San Luis escapando de la crisis económica, social y política que azota al  país caribeño. Brigitty Mas y Rubi es una de ellos. Vino hace un año a reencontrarse con su hija, quien llegó primero a la provincia. Ella trabajó para la oposición en Venezuela, específicamente fue fiscal de mesa en las elecciones presidenciales de 2013, cuando Maduro le ganó por una porción muy pequeña de votos a Henrique Capriles, y afirmó que vio “mucha trampa”.

“En las elecciones que hicieron en mayo solo fueron a votar los ‘chavistas’; porque lo que hacen es que, cuando entrás a la mesa electoral a votar, afuera ponen una carpa con unas mesas y controlan que los que trabajan en el gobierno hayan votado a Maduro porque sino los echan. La mayoría que votaron fueron ellos mismos. A algunos les pagan con una cajita o les dan comida y por eso fueron a votar”, contó Brigitty.

Agregó que la Asamblea Nacional que preside Guaidó es legítima “porque la votamos todos, oficialistas y oposición, pero al tiempo Maduro armó una asamblea nacional constituyente que nadie votó, por eso es que hay dos asambleas: la de los chavistas y la que votaron todos”. Manifestó que a los candidatos que se presentaron en mayo, por los partidos opositores “fueron una fachada, también los tenían comprados. Ellos son dueños de todo, al Centro Nacional Electoral lo manejan ellos, desde hace muchos años que está muy trampeado esto”.

Sobre el apoyo de Estados Unidos hacía Guaidó, Brigitty manifestó: “Los venezolanos estamos viendo una luz lejos en el túnel y en cualquier lucecita que se nos aparezca creemos, entonces vamos a confiar en que este muchacho va a hacer las cosas bien”.

“Veo con mucha impotencia lo que pasa en mi país, una total injusticia por parte de las fuerzas armadas. Veo la inconsciencia y la terquedad de un gobierno que no ve que la gente la está pasando muy mal, no hay comida, ni derecho a la salud, ni respeto a la vida. En Venezuela no se vive, sino que se sobrevive”, expresó —por su parte— Roberto Rodríguez, que hace tres años vive en San Luis. Decidió buscar una vida mejor junto a su novia y ahora también vinieron sus hermanos. “Si no le mandáramos dinero a mis padres, que están allá, no podrían comer”, afirmó.

“Me parece correcto que Guaidó asuma. Veo que él se basa en la constitución, en los artículos de forma totalmente legal, y la verdad que está cumpliendo su deber. Creo que ningún país da puntada sin hilo, opino eso de Estados Unidos y también de China y Rusia, están buscando lo mismo, negocios, pero creo que Estados Unidos busca que se solucione la situación política del país”, expresó.

Para Jorman Melendez la intervención del país norteamericano “es algo muy abrupto, sin embargo, lo veo como una herramienta para tratar de sacar a esta gente del gobierno. Está contemplado en la constitución que, cuando hay vacío de poder, el presidente de la asamblea de ese momento tiene la potestad de asumir el cargo de primer mandatario interino. Ellos consideran el vacío de poder en cuanto a la decadencia y lo insostenible de la situación actual de Venezuela, no es porque no esté físicamente, sino por la desidia tan grande en todos los aspectos”. Jorman es comerciante y licenciado en Economía, vive en San Luis hace tres años con su esposa y sus tres hijos.

La inseguridad y buscar un país mejor para criar a sus niños fue lo que lo movió a venir al sur de América. “Ellos tienen el poder de las armas, tienen grupos armados que no son militares, se hacen llamar colectivos, en su mayoría delincuentes, gente que sacaron de las cárceles y las arman para combatir al resto. Llegan en hordas, en motos con pistolas y disparan e hieren a las personas. Y adicional a ellos están los militares, pero ya hay gran cantidad de gente de las fuerzas armadas que también tienen familiares que padecen lo que pasa en el pais, entonces varios hay emigrado porque cuando descubren que están en contra del gobierno, los meten presos y los torturan”, denunció.

“Trato de no perder la objetividad y de ser realista, pero la esperanza es lo último que se pierde. Sin embargo, es bastante difícil puesto que la parte armada está con ellos. Los altos mandos militares son todos millonarios, cualquier general es dueño de aviones y mansiones en Europa y, mientras tengan las armas, será muy difícil sacarlos”, explicó sobre la posibilidad de que Maduro deje de estar al mando.

Agregó que “no está bien que otro país se meta en este asunto, pero no se puede perder la objetividad. No estoy de acuerdo con que los ‘yankees’ se metan, pero por qué están los cubanos. Por ejemplo, las escribanías son supervisadas por funcionarios cubanos que saben cómo son todos los movimientos, por eso es que descubren cuando un militar se va para el lado de la oposición. Estoy convencido de que debería haber un diálogo, que la salida debería ser pacífica. No estoy de acuerdo con una intervención extranjera, venga de donde venga. Pero va a ser complicado porque ahora para Maduro esto es cuestión de supervivencia porque si pierden el poder están muertos, tienen muchísimos casos de corrupción y narcotráfico probados”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *