Policiales Provinciales

Intentó frenar una pelea, recibió una golpiza y lo amenazaron de muerte

Alberto Donscheff realizó la denuncia en la Comisaría 4º, de San Luis. Aseguró que luego de la disputa el agresor lo siguió en un auto, chocó su vehículo y que incluso disparó al aire.

Este lunes, Alberto Donscheff, de 57 años, se acercó a la Comisaría 4º de San Luis, con marcas en su cuello y golpes en el abdomen, para realizar una denuncia. Según informó a la Policía, quiso detener una pelea callejera y, a cambio, no solo recibió una golpiza sino que lo amenazaron de muerte a él y a su familia.

Ocurrió cerca de las 18 en la esquina de las calles Tacuarí y Chubut. Según el relato de Donscheff, se dirigía en auto hacia a su taller, donde oficia de chapista, cuando vio dos hombres peleando en plena calle. Uno de ellos era delgado y pequeño y, el otro, más alto y de gran contextura. Donscheff reconoció a este último, que le había comprado una casa tiempo atrás; y, como vio la clara desventaja de tamaños, decidió intervenir.

En un intento de calmarlos se interpuso entre los dos e intentó razonar con quien conocía, del cual dio el nombre a la Policía, mientras que el de menor contextura aprovechaba para huir en una moto. Sin embargo, no obtuvo más que insultos y agresiones del hombre que, según el relato del chapista, lo tomó del cuello y le dio varias patadas en el abdomen. Además, le dijo que lo iba a matar a él, a sus hijos y nietos.

Doncheff aseguró que en ningún momento intentó defenderse ya que posee una discapacidad motriz en sus extremidades izquierdas, a causa de un ACV.

Tres mujeres y un chico, que acompañaban al agresor, lograron calmarlo y hacer que lo soltara. Doncheff  aprovechó y se subió a su auto para escapar de la situación. Pero el agresor, no conforme con la golpiza, se subió a su Gold Trend, verde oscuro, y lo siguió. Le tiró el auto encima pero el chapista logró poner distancia entre ambos vehículos, unos cinco metros estimó a la Policía.

Fue allí que escuchó  un disparo a lo lejos, proveniente del Gold Trend, e inmediatamente decidió acercarse a la comisaría más cercana y realizar la denuncia. Además, aseguró que pedirá una orden de restricción por temor a las amenaza proferidas por su agresor, quien no solo lo conoce sino que sabe donde trabaja

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *