Provinciales

Por el fuerte viento un árbol cayó y aplastó un patrullero

El móvil estaba en el patio de la Subcomisaría 19ª cuando un enorme aguaribay se derribó sobre parte del techo y el costado delantero izquierdo del auto. No hubo heridos.

El vendaval que azotó anoche y gran parte de la mañana a la Costa de los Comechingones causó múltiples daños en el tendido de cables, la cartelería, en viviendas y en el arbolado. Carpintería no fue la excepción porque un móvil de la Policía de San Luis que pertenece a la subcomisaría 19ª quedó estropeado tras la caída de un árbol sobre la parte trasera de su techo.

El vehículo, tras una recorrida por la localidad, fue estacionado por los efectivos en el patio trasero de la dependencia. A las 06:15, cuando el viento soplaba con toda su furia, un viejo aguaribay se vino abajó y cayó sobre el auto policial –un Ford Focus- afectando su techo, el guardabarros delantero izquierdo y una de las ópticas traseras.  Por fortuna, ninguno de los policías que cumplían la guardia estaban en el patrullero.

“El viento fue muy fuerte, sopló durante toda la noche y tuvimos varios llamados de vecinos por ese problema. Habían llamado a la dependencia por un inconveniente similar en un domicilio cercano y al regresar, luego de dejarlo estacionado en el patio trasero, un viejo aguaribay cayó sobre la parte trasera del techo. Por suerte sólo impactó uno de los brazos del árbol y no el tronco mayor. Igualmente, un olmo que hay cerca contuvo un poco la caída. No había personal dentro del auto”, expresó el subcomisario Marcelo Alaniz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *