Interes Provinciales

Nueva Galia: el nuevo hospital beneficiará a unas 2 mil personas

En el Gobierno dicen que esa es la población del sur provincial a la que llegará la atención del centro, inaugurado esta semana.

El hospital de Nueva Galia «Paulina Bussetti de Misa» ya funciona con una capacidad de atención que excede a los vecinos de esa ciudad, por estos días pendientes al Festival de El Caldén. En el Ministerio de Salud aseguraron que la obra inaugurada el jueves también beneficiará a la zona rural, a la localidad de Casimiro Gómez y a la Comunidad Menonita. En total son más de dos mil personas que se pueden atender en distintas prestaciones como kinesiología, psicología y odontología, entre otras.

Con una inversión de más de 41 millones de pesos (casi 36 para la obra pública y 5 para la compra de equipamiento) se llevó adelante el hospital de Nueva Galia con residencias médicas, el primero que inaugura la actual administración de Alberto Rodríguez Saá en el departamento Dupuy.

«Estamos muy contentos de llegar al sur de la provincia, como dice el Gobernador, siempre de la periferia al centro. Se ve la alegría de la gente y de los profesionales, porque es un hospital más a los que nos tiene acostumbrados Alberto para cubrir la atención de la gente en San Luis», aseguró la ministra de Salud, Silvia Sosa Araujo.

«Tenemos que entender que lo que se vivió en Nueva Galia, en un pueblo de esta envergadura, de tener una obra de 41 millones de pesos no es usual en Argentina», manifestó Felipe Tomasevich, ministro de Obras Públicas».

La obra la llevó adelante una Unión Transitoria entre las constructoras Empresa S2 SRL y Los Castores SRL. Se construyeron, entre el centro de salud y las residencias médicas, más de 1.600 metros cuadrados cubiertos y semicubiertos.

«Aproximadamente son 28 personas las que trabajan en el hospital. Cuenta con servicio de kinesiología, psicología, asistentes sociales, médicos y pediatras. La sala de odontología está hermosa. El laboratorio tiene equipamiento de última tecnología y es la principal diferencia con el CAPS anterior», remarcó Sosa Araujo.

Cristian Rasmussen, jefe del Programa Obras de Arquitectura, detalló: «Se organizó en dos grandes alas. Una más dedicada a la administración y atención al público. La otra es la parte médica, con laboratorio, sala de rayos X, rehabilitación y fisioterapia, enfermería, consultorios generales, farmacia, además de un SUM».

Luego continuó: «Los materiales son los de tipo tradicional. Buscamos que las obras públicas sean cada vez más eficientes y no requieran de mantenimiento, por una cuestión de durabilidad. Usamos materiales que no se vean afectados por el paso del tiempo y las inclemencias climáticas. Es una construcción tradicional en una sola planta.

Las residencias médicas fueron pensadas como una herramienta que de solución en el corto plazo al problema que vive todo el país, en cuanto a la falta de recursos humanos en los centros de salud. La idea es que los especialistas médicos las usen mientras trabajen en el hospital y que cuando decidan irse, dejen también el espacio para el siguiente profesional.

Son cuatro departamentos con un dormitorio, cocina comedor y sanitario privado. Además tienen espacios comunes para compartir con otros médicos, como una sala de estar, cocina-comedor, lavadero, biblioteca, patio y baños.

«El Gobernador pidió que las obras estén dedicadas exclusivamente al beneficio de los puntanos. Le pedimos a los profesionales, asistentes y trabajadores de la salud que ya están asignados, que cuiden este lugar, que lo aprecien. Ellos mismos saben que esta obra no es común en el país», indicó Tomasevich.

El gobierno provincial ya inauguró los hospitales de Merlo, El Trapiche y La Calera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *