Provinciales

Obras de “Pinta San Luis” relatan una historia en las paredes de la Maternidad

El Programa intervino en el edificio de salud “Teresita Baigorria” a través de murales integrados en las distintas áreas.

Los murales no solamente sirven para decorar las paredes sino que también cuentan una historia, evocan un relato. Y en los hospitales además, contribuyen a amortiguar el estado de salud de los pacientes y les dan otro ánimo a aquellos familiares que van de visita y a los profesionales de la salud que allí trabajan. Es por eso, que el Programa de Diseño y Arte “Pinta San Luis”, dependiente del Ministerio de Obras Públicas e Infraestructura, deja su huella en distintos hospitales y centros de salud de la provincia.

En este caso, en la Maternidad “Teresita Baigorria”, se realizó una intervención bajo un concepto general: contar una historia. “Elegimos una paleta de colores cálidos y no saturados para que generen calma. Los artistas pintaron paños en las diversas áreas del hospital y en cada uno aparecía un bebé, al que bautizamos ‘Juancito’, y se lo puede ver jugar, gatear o comer. La idea era integrar todo en una gran obra, que la gente pueda ver al pequeño en diferentes facetas. Agradecemos al Ministerio de Salud por confiarnos esta labor tan importante de la provincia. El resultado fue increíble y refleja un trabajo en equipo como siempre nos pide nuestro gobernador”, enfatizó la jefa del Programa, Rocío Agüero García.

El artista plástico Javier Navarro pintó dos grandes murales en el ingreso, evocando la lactancia materna y además, se resaltó la fachada del edificio con franjas que hacen que la estructura sobresalga del paisaje.

Renovar el entorno

Claudia Oviedo, jefa del Programa Maternidad “Teresita Baigorria”, manifestó que la recepción de los pacientes fue muy positiva. “Genera otra energía a las personas que ingresan. A todos los que trabajamos acá nos encantó el resultado final. El sábado cumplimos 6 años y nuestra ministra, Silvia Sosa Araujo, tuvo la idea de darle una nueva imagen y alejarla del típico escenario hospitalario”, agregó.

La intervención de “Pinta San Luis” tuvo el objetivo de que la Maternidad se convirtiera en un espacio acogedor y tranquilo. En el ingreso, la escena de una mujer amamantando a su bebé en un escenario natural, un campo rodeado de flores, recibe a las madres y futuras mamás. Con un estilo realista, Navarro plasmó de forma impecable el lazo que se crea en la primera etapa del niño. Para completar la composición, al frente se puede leer un poema titulado “El Vagido” de Eliseo Fringes, un poeta puntano. “Las dos obras tienen una superficie de 3,50 por 2,50 metros. Fue un gran trabajo y estoy feliz que me hayan elegido para hacerlo”, expresó el muralista.

En la guardia, la frase “La lactancia es el vínculo de amor que hace sanos, fuertes y felices a nuestros hijos”, acompaña a quienes esperan para ser atendidas. Para finalizar, en la fachada del hospital se pintaron franjas en tonos naranjas con un diseño abstracto que resalta del paisaje de sierras en donde está ubicada la Maternidad.

Nota y fotos: Prensa Ministerio de Obras Públicas e Infraestructura

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *