Accidentes Nacionales Policiales

Se estrelló un avión sanitario en el aeropuerto de Río Grande: hay 4 muertos

La aeronave había llegado a Tierra del Fuego desde Comodoro Rivadavia para dejar a un paciente y sufrió dificultades en el despegue de regreso. Las víctimas fatales son dos pilotos, un médico y una enfermera

Un avión sanitario se estrelló este viernes en el aeropuerto de Río Grande con cuatro tripulantes a bordo, entre ellos, los dos pilotos, un médico y una enfermera, que no sobrevivieron al accidente. La aeronave había salido desde Comodoro Rivadavia esta mañana para trasladar a un paciente menor de edad a la provincia de Tierra del Fuego y en el despegue de regreso sufrió inconvenientes y no pudo realizar la maniobra con éxito.

El avión de Flying America que llevó un paciente hacia la provincia de Tierra del Fuego, según trascendió, habría registrado una falla en su motor mientras despegaba. Había iniciado el vuelo desde San Fernando y realizó una parada en Comodoro Rivadavia para cargar combustible para finalmente emprender viaje a Río Grande. “Luego de su despegue impacta en el predio de la Base Aeronaval de esa ciudad”, precisaron fuentes consultadas.

Las causas del accidente son materia de investigación y en el lugar del hecho trabaja el fiscal Marcelo Rapaport, titular de la Fiscalía Federal de Río Grande. La investigación quedó en manos del Juzgado Federal de Primera Instancia de Río Grande, a cargo de Mariel Borruto.

Según publicó el portal Actualidad TDF, se trataba de un Lear jet sanitario de la empresa Flying América que realizaba una maniobra de despegue. Aparentemente el motor izquierdo sufrió un desperfecto, lo que provocó que se cayera desde ese costado.

La aeronave de la empresa FlyingArgentina era parte de la división Fliyng Med dedicada a vuelos sanitarios; un Lear 35A LV-BPA con dos pilotos, un médico y un enfermero. Según precisaron fuentes oficiales a Infobae, los nombres de las víctimas son: Claudio Canelo (piloto), Héctor Vittore (copiloto), Diego Ciolfi (doctor) y Denis Torres García (enfermera).

El avión había trasladado a un niño, paciente de la Clínica CEMEP, un centro de salud privado muy conocido de la ciudad. Había despegado a las 8.45 del aeropuerto de San Fernando, en la provincia de Buenos Aires, y había hecho una escala en Comodoro Rivadavia antes de dirigirse a Tierra del Fuego. La caída de la aeronave se produjo en la pista de la Base Naval, lindante con la de Río Grande.

Las unidades de emergencia trabajan en el lugar y las autoridades federales ya trabajan en torno a la investigación.

Un caso similar sucedió a principios de marzo del 2.020, en plena pandemia, cuando la cola de un avión sanitario explotó segundos después de que un operario le cargara oxígeno.

El hecho había ocurrido en el aeropuerto de San Fernando, pero dentro de la agenda de destinos se encontraba Río Grande. En ese momento el piloto y dueño de la aeronave Héctro Gerk había asegurado: “Gracias a Dios el personal idóneo que cumplía con la carga de oxígeno resultó ileso. Conectó la manguera y apenas se dio vuelta, reventó. No llegó a abrir la carga del oxígeno”.

“El personal vio que alguien había sacado la tapita de protección del tubo. A lo mejor haya habido grasa porque esto se produjo porque el oxígeno es muy inflamable. Cuando el mecánico conectó la manguera, empezó a pasar oxígeno desde el tubo a la manguera y eso generó la explosión. Por suerte eso le dio tiempo de salir”, dijo Gerk en ese entonces.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *